Miércoles, 1 Febrero, 2012 - 12:04

Las manos en la masa: detienen a una policía mientras robaba

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Es una sargento de Cañuelas que llevaba siete años en la fuerza. Estaba de franco y, con un cómplice, entró a robar a una casa de familia. Luego de una huida cinematográfica, ambos fueron detenidos. Ella ya fue desafectada del servicio policial y será exonerada.



Una policía, casada y madre de dos hijos, identificada como Sonia Umpierre, de 30 años, fue detenida luego de asaltar una casa en el barrio Libertad. Con ella cayó Jorge Llanos, de 34 años, que trabajaba en la casa de la mujer policía haciendo tareas de albañilería y tendría antecedentes penales por robo.



El hecho ocurrió el lunes a las 10:30 en la vivienda de la familia Núñez, ubicada en la calle Carrizo casi esquina Eustaquio Gómez de Tristán Suárez, partido de Ezeiza.



Según cuenta el diario “El Ciudadano Cañuelense”, para perpetrar el delito, la pareja de ladrones utilizó el arma reglamentaria de Umpierre pero fue Llanos el que la manipuló durante la media hora que duró el robo.



La mujer policía y su cómplice maniataron a los dueños de casa y encontraron algo de dinero, pero exigieron más. Sin embargo, un integrante de la familia asaltada se resistió y le dio un golpe de puño a la Sargento, mientras otra persona le pegó con una silla.



Lo que siguió después fue de película: los gritos de los Núñez provocaron que los ladrones salieran corriendo; en la calle se subieron a la caja de una camioneta y dijeron que ellos eran víctimas del asalto, pero el conductor desconfió y con una maniobra de aceleración brusca los hizo caer del vehículo.



Cuando la sargento y su cómplice huían hacia la Ruta 20, fueron interceptados por un inspector de tránsito, quien les apuntó con un teléfono celular escondido entre su ropa, simulando que tenía un arma. Y los retuvo hasta que llegó la Policía, pese a que los ladrones le ofrecieron parte del botín para que los dejara escapar.



Llanos está acusado del delito de robo calificado y portación de arma de guerra, mientras que Umpierre está imputada por robo con arma agravado por su condición de policía. Además se le suma el delito de facilitar su arma para la consumación del hecho.



El mismo lunes la mujer quedó desafectada del servicio policial y el Ministerio de Seguridad ya inició el trámite para su exoneración.
Fuente: 
Infobae.com