Martes, 31 Enero, 2012 - 11:22

Gran Bretaña anunció el envío de otro buque de guerra para custodiar Malvinas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Marina Real Británica informó que el navío HMS Dauntless se trasladará al Archipiélago del Atlántico Sur. La medida se tomó poco antes de la llegada del príncipe William a la zona, donde cumplirá una misión de seis meses. "Reemplaza a otra embarcación que realiza labores de patrullaje", explicaron.





En los próximos meses, el Reino Unido enviará a las Islas Malvinas uno de los barcos de guerra más modernos de la Royal Navy (Marina), informó el Ministerio británico de Defensa. Se trata del destructor "HMS Dauntless", Tipo 45, que partirá en los próximos meses, sin fecha concreta, hacia el Atlántico Sur y que sustituirá a la fragata británica "HMS Montrose", agregó el gobierno británico.



El despliegue, que según Defensa ya estaba programado, se produce en momentos de un aumento de la tensión entre el Reino Unido y la Argentina por la disputa de la soberanía de las islas, ante el próximo 30° aniversario de la guerra que libraron ambas naciones.



"La Royal Navy tuvo una continua presencia en el Atlántico Sur durante muchos años. El despliegue del HMS Dauntless al Atlántico Sur estaba planeado desde hace tiempo, es (una medida de) rutina y reemplaza a otro barco de patrulla", afirmó un portavoz del Ministerio de Defensa.



El "HMS Dauntless" es uno de los seis nuevos destructores Tipo 45 con que cuenta la Marina británica y está equipado con un avanzado sistema de navegación que hace difícil que pueda ser detectado por radar.



Estos barcos llevan, además, misiles antiaéreos de alta tecnología Sea Viper y pueden transportar a unos sesenta efectivos militares, además de contar con una cubierta para acomodar a helicópteros tipo Chinook.



Las relaciones entre el Reino Unido y la Argentina atraviesan por un momento de tensión, especialmente desde que varios países latinoamericanos decidieron bloquear la entrada a sus puertos de barcos con bandera de las islas del Atlántico Sur. En una cumbre celebrada el pasado diciembre en Montevideo, los países del Mercosur -Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay- acordaron impedir el acceso de estos buques.



Ante esta situación, el primer ministro británico, David Cameron, informó hace 14 días al Parlamento de que había convocado al Consejo Nacional de Seguridad para tratar la situación y acusó a la Argentina de "colonialismo" por reclamar la soberanía de las islas.



En respuesta a esta afirmación, el gobierno argentino consideró "ofensiva" la declaración de Cameron, quien insiste en respetar la voluntad de los isleños de mantener la soberanía británica. Este año se cumple el trigésimo aniversario de la guerra que enfrentó a los dos países por la posesión de las Malvinas, que terminó el 14 de junio de 1982 con la rendición de Argentina.



En el conflicto bélico murieron 255 militares británicos y más de 650 argentinos. El príncipe William, segundo en la línea de sucesión a la Corona británica, tiene previsto llegar próximamente a las Malvinas para tomar parte de unos entrenamientos como piloto de helicóptero de rescate.
Fuente: 
Infobae