Lunes, 30 Enero, 2012 - 21:33

El fuerte temporal que azotó Córdoba dejó un muerto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una tormenta de lluvia y granizo afectó a la capital cordobesa y dejó como saldo un muerto, 15 personas heridas y al menos 29 evacuadas. Las ráfagas de viento superaron los 120 kilómetros por hora y como consecuencia de ello colapsó la mayor parte del servicio de energía.

La víctima fue identificada como Jorge Enrique Carrizo. El hombre se había puesto a resguardo de la tormenta debajo de un árbol, que se desplomó sobre el vehículo Peugeot 206 en el que se encontraba. La tragedia ocurrió en avenida Capdevila kilómetro 16, en la periferia este de Córdoba, informó el Gobierno provincial.



En el peor momento del vendaval, colapsaron totalmente los servicios públicos. El último reporte de Defensa Civil indicó que el 70 por ciento de la ciudad registraba árboles caídos, lo que complicaba la restitución del servicio de energía eléctrica en numerosos sectores.



Durante casi tres horas, entre las 15.20 y las 18.15, cayeron 61,5 milímetros de agua, informó el Servicio Meteorológico Córdoba.



La ciudad se encontraba esta noche sin transporte interurbano, debido a un corte de luz que afectaba a la vieja Terminal de Ómnibus, en tanto que el nuevo edificio se encontraba fuera de funcionamiento por la inundación del sector.



El 50 por ciento de la ciudad quedó sin el servicio de energía cuando la tormenta alcanzó su pico de intensidad. Salieron de servicio 180 de los 300 distribuidores de energía de la Empresa Provincial de Energía (Epec).



Los fuertes vientos provocaron caída de árboles, calles anegadas, semáforos fuera de servicio y cortes de energía en varios barrios de la Capital.



El gobernador José Manuel de la Sota y el intendente Ramón Mestre coordinaban acciones para brindar asistencia a los damnificados por el temporal. Autoridades del Gobierno nacional ofrecieron ayuda a la ciudad, según dijeron fuentes municipales.



Por la noche, mientras la ciudad comenzaba a recuperar la calma, el ministro jefe de Gabinete de la Provincia, Oscar González, mantenía una reunión con autoridades de la Municipalidad para evaluar los daños y las tareas de asistencia a los damnificados.



Se dispusieron dos centros de evacuación, los CPC de Empalme y Villa El Libertador, que pasadas las 18.30 habían recibido unos 29 evacuados, según el último reporte de Bomberos de las 21. Más tarde, se abrió otra sede para recibir evacuados en el Polideportivo General Paz.



“Cuando asumí, anticipé que la ciudad no estaba en condiciones de afrontar ninguna emergencia”, aseguró el intendente de Córdoba, Ramón Mestre, ante una consulta de La Voz.



Agregó que por esa razón una de las primeras medidas que tomó a días de asumir fue reunir la Junta Municipal de Defensa Civil y el Comité de Emergencia. “Dentro de todo, se avanzó. Pero estamos sobrepasados por la cantidad de árboles que se cayeron”, dijo el intendente.



LO BARRIOS


Los barrios al sur de la avenida Circunvalación fueron los más afectados, con voladuras y caída de techos, derrumbes de un primer piso en construcción en Esquiú 442 y un camión dado vuelta en avenida O’Higgins, informó Defensa Civil.



En barrio Observatorio hubo casas con hasta dos metros de agua. En las redes sociales, los usuarios compartieron imágenes que mostraban vehículos arrastrados por la correntada y cocheras inundadas, como ocurrió en el edificio Capitalinas próximo a la Costanera.



También hubo un niño lesionado por la caída de una pared en Catamarca y Esquiú, que se encontraba fuera de peligro, según informó la Municipalidad. Los llamados de auxilio colapsaron los teléfonos de Defensa Civil.



GRAVES DAÑOS

La tormenta comenzó pasadas las 15 y hubo ramas caídas, árboles, postes y voladura de techos, incluido el de un supermercado Buenos Días, en Nueva Córdoba.



Se volaron techos, árboles y hasta una antena sobre el techo de la Municipalidad. La plaza San Martín se convirtió en un verdadero río mientras que en el Parque de las Tejas se cayeron árboles y La Cañada se convirtió en un caudaloso río (ver video). La ciudad quedó convertida en una postal ruinosa.



UN AZOTE PARA LOS SERVICIOS PÚBLICOS

Energía eléctrica. Por la caída de árboles y el fuerte viento, que alcanzó -en promedio- los 120 kilómetros por hora, salieron de servicio 180 de los 300 distribuidores de energía de la Epec. En el peor momento del temporal, la mitad de la ciudad quedó sin servicio.



Terminal. La nueva Terminal de Ómnibus colapsó cuando el agua comenzó a ingresar en la planta baja del flamante edificio, que quedó prácticamente intransitable.



Aeropuerto. En el aeropuerto Taravella, en tanto, los vuelos se suspendieron temporalmente y fueron luego restituidos (ver Reaundaron los vuelos en el Aeropuerto).



Crese. El servicio de recolección de residuos de esta noche se verá resentido, ya que se inundaron las oficinas de la empresa municipal Crese. Se derrumbó una antena y quedó bloqueado el acceso de los camiones recolectores.



Hospital Infantil. La Municipalidad envió una bomba de desagote al Hospital Infantil, luego de que se inundara el subsuelo del establecimiento. El corte de energía eléctrica afectaba el funcionamiento de las salas y ponía en riesgo la cadena de frío de los medicamentos, por lo cual la Municipaliad analizaba la posibilidad de evacuar a los pacientes (ver El Hospital Infantil, colapsado por el temporal)



CORTES DE RUTA

La Policía Caminera dispuso, a las 15, el corte de la ruta 36 desde Córdoba a Despeñaderos por la intensa caída de lluvia. También se cortó la ruta 5 que une la capital con Alta Gracia. Poco después de las 17 se levantaron los cortes.



En avenida Circunvalación, camino a San Carlos, se voló el techo de un depósito fiscal y eso hizo que un camión con acoplado se diera vuelta. A tres kilómetros del lugar, en dirección a Villa Libertador, volcó otro camión con acoplado. Las autoridades recomendaron máxima precaución en la circulación vehicular.



Alta Gracia. Una fuerte tormenta con caída de granizo (durante unos 10 minutos) se registró en Alta Gracia. También se registraban cortes de luz en esa ciudad. En el valle de Paravachasca, en Villa Ciudad de América, también cayó granizo y piedras, al igual que en Bouwer.



ANTECEDENTES


En enero de 2010 se registraron 90,7 mm en una hora y 15 minutos (en el Aeropuerto), y con ráfagas de 104 kilómetros por hora. En marzo de 2007, cayeron 90 mm en 50 minutos, informó el observador meteorológico Mario Navarro.
Fuente: 
La Voz del Interior