Sábado, 28 Enero, 2012 - 09:01

Macri trató de "mentirosa" a Lorena Martins

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, cuestionó a la denunciante Lorena Martins al señalar que dice "mentiras" y "no tiene pruebas" de la acusación que lanzó contra el PRO cuando vinculó negocios de prostitución de su padre, un ex agente de la SIDE, con la financiación de la campaña.

Además, aclaró que cuando viajó a Cancún, México, con su esposa Juliana Awada durante la luna de miel solo pasó "a saludar" a Gabriel Conde por el local Mix, que días atrás fue clausurado por prostitución.



Ante la denuncia de Martins de que la campaña del PRO se financió con dinero de su padre a través de Oscar Ríos, Macri señaló que "hay un montón de cosas que dice esa señorita que son mentira y que no tiene ni una prueba".



"Ella se hará cargo después frente al PRO y a Ríos de las cosas que ha dicho. Hizo una denuncia (contra el PRO) sin ninguna prueba. Y el delito que se está denunciando (trata de personas) es un delito federal", añadió en una entrevista.



Respecto del viaje, el jefe del PRO recordó que al llegar al aeropuerto se le "acercó una mujer (Susana Milano) que me dijo: "Soy la pareja de Gabriel Conde; ¿sabías que está acá instalado?". Ah, qué bueno, le dije. Ella me dijo que se puso un boliche nuevo y que tenía que ir a conocerlo".



"En ese momento me pasó el celular porque Gabriel me quería saludar. Le pregunté cómo andaba después de tanto tiempo. Es el hijo de Luis Conde, ex vicepresidente de Boca", recordó.



Y, sostuvo que Conde "dijo que se había venido para México y que le estaba yendo bien. Y me invitó a tomar algo, o pasar un minuto a comer. Le contesté que ese día íbamos a comer al restaurante Puerto Madero con unos amigos y que pasaba un ratito a saludarlo. Y así fue: pasé, estuve diez minutos, saludé y me fui".



Consultado sobre si no se dio cuenta de que era un prostíbulo, Macri señaló que el local "era un lugar totalmente normal. Era como ir a un boliche común; no me pareció muy lindo, pero era como cualquier boliche en Buenos Aires".



"No había casi nadie, eran diez y media de la noche, era muy temprano", acotó.

Por otra parte, Conde desligó desde su portal de Facebook a Macri del escándalo, le pidió perdón a él, a Awada y su novia, Susana Milano y aseguró que las imágenes publicadas fue porque "tenían fotos robadas mías".



Según Conde, con Macri "nos abrazamos, tuvo la enorme gentileza de cortar su luna de miel para venir a tomar unos tragos con nosotros por su amistad hacia mí y por el profundo respeto que tenía por mi padre. Sólo hablamos de nuestro querido Boca y de anécdotas del pasado; jamás se tocó el tema Martins, ni nunca llegó a conocerlo ni saber de él".



"La foto que fue levantada intencionalmente del Facebook de mi novia, sólo era un ardid para extorsionar al padre (de Lorena Martins) y nos perjudicó a todos, especialmente a Mauricio, que seguramente saldrá fortalecido de todo esto", acotó Conde.



Lorena Martins denunció a su padre, Raúl Martins, como supuesto proxeneta con siete prostíbulos en la capital, así como presuntas coimas a las comisarías 19, 38 Y 50 de la Policía Federal, a la Agencia Gubernamental de Control porteña y aporte a la campaña de Macri a la reelección en 2011.



Raúl Martins denunció a su hija por supuesta extorsión en el juzgado de instrucción 14 y aseguró que todo se trata de una maniobra para tratar de sacarle dinero en el marco del juicio de divorcio que mantiene con la madre de la joven.
Fuente: 
Agencia DyN