Jueves, 26 Enero, 2012 - 14:53

Minibasurales: labraron mas de 100 actas contravencionales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Mediante el programa Resistencia Saludable, la Municipalidad Capitalina realiza controles de la vía pública para que no proliferen los minibasurales. Por ello multó a “ciudadanos desaprensivos”.

Durante la primera quincena de enero se debieron confeccionar más de un centenar de actas contravencionales, resultando un mal ejemplo el caso de una heladería, multadas dos veces en 48 horas por reiteración de la falta.



A tal efecto, las autoridades solicitan la colaboración de los resistencianos para evitar el arrojo de residuos y denunciar a quienes lo hacen.



CONTROL CONSTANTE


Ante las numerosas infracciones a las normativas municipales que dictan el cuidado de la higiene de las calles, a través de la Secretaría de Gobierno Comunal, la Dirección General de inspecciones y la colaboración de la Subsecretaría de Control Público se ejecutó durante este mes un firme operativo de observación sobre el cumplimiento concreto de los vecinos en esta temática. Sin embargo, en la primera quincena de enero fueron más de cien las multas labradas ante la comprobación de dichas faltas.



LOS LUGARES MÁS AFECTADOS

En cuanto a las principales tendencias en los informes que derivaron multas para los infractores, aparecen como principales perjudicados los canteros centrales de varias avenidas tradicionales y de las más transitadas de la capital. Son los de las avenidas Lavalle, Rivadavia, San Martín, Belgrano e inclusive la 25 de Mayo, que presenta un espacio muy reducido en la separación de los dos carriles, pero no resulta un obstáculo para que se depositen residuos por parte de comerciantes y particulares.



Si bien es muy alto el número de comercios que dejan su basura en estos espacios verdes del paisaje urbano, varios son los vecinos que acuden a dichas esquinas transportando sus desechos a pie, con un carro o hasta en un automóvil, como lo especifica una infracción impuesta en el castigado cantero central de Pueyrredón y Lavalle. En esa zona, se registró una destacada cantidad de personas sorprendidas en pleno acto ilegal.



ATAQUE A LA VEGETACIÓN

Además del depósito de todo tipo de elementos antihigiénicos en los esquinas entre avenidas, también figuran escombros instalados en plena vereda y hasta en la calle, tal como los locales destinados a las construcciones. Por otra parte, es repetitiva
la poda y tala de árboles sin el consentimiento de la Municipalidad pues es un aspecto que le compete por jurisdicción y además genera el malestar de varios vecinos que valoran la preservación de esos refugios naturales de las altas temperaturas.



La quita de esta vegetación de gran porte llega a producir una antipatía equivocada de los vecinos hacia el Municipio, tal como la poda no autorizada de una empresa constructora en un terreno de Juan B. Justo, a metros de la avenida San Martín donde la Comuna multó a la empresa que la provocó.



ELEMENTOS PERJUDICIALES AL PAISAJE URBANO


Además de plásticos, vidrios y otras sustancias nocivas para la salud, los minibasurales que evitan conformar un adecuado espacio vital están constituidos también por restos de podas, acumulación de tierra y residuos orgánicos junto a animales muertos, tal caso del cruce de avenida Belgrano y Salta.



La lista aumenta con neumáticos, pañales y líquidos. Pero no solamente están en las divisorias de los bulevares, sino también en espacios absolutamente ecológicos y revalorizados por la presente gestión, como ser la Laguna Argüello.



Sin embargo, son varios los rubros que actúan en conjunto para sumar a esta serie de desechos, como por ejemplo una verdulería y un taller mecánico en la avenida Hernandarias.



FALTA DE COMPROMISOS

La avenida Paraguay, en tanto, representa una muestra de la falta de civismo de algunos particulares que pertenecen a organismos que arrojan esos residuos. Por otro lado, resulta increíble el desinterés que existe en una heladería en la primera cuadra de la arteria mencionada, la cual fue sancionada dos veces por acumular sus desechos en el cantero central próximo pero en un lapso de 48 horas.