Miércoles, 1 Junio, 2011 - 11:27

PETER CAPUSOTTO Y SUS TRES DIMENSIONES

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En épocas donde la tecnología y los formatos del espectáculo avanzan, donde el entretenimiento es accesibilísimo en cualquier momento y lugar, Violencia Rivas, la cantante que en los años 60 anticipó el punk en la Argentina, declara que no sólo hay demasiado entretenimiento sino que éste es nocivo y forma parte esencial de la actual decadencia de la humanidad.





Partiendo de esa premisa, Violencia irá guiando al espectador a través de una especie de documental en el cual, mediante historias breves, se cuentan las distintas relaciones que los seres humanos tenemos con el cine, la radio, Internet, el video home y otras nuevas costumbres que llegaron con los avances tecnológicos.



Con su mirada nihilista y apocalíptica, Violencia mostrará cómo las relaciones entre las personas se van distorsionando por la irrupción del entretenimiento y el peligro -a su entender- de que éste se este convirtiendo en algo más interesante que la propia vida.



Otros personajes también se suman para desarrollar variaciones sobre el tema; por ejemplo Bombita Rodríguez, un cantante de fines de los años 60 -por entonces conocido como “El Palito Ortega Montonero”- quien cuenta la historia de un megaproyecto de entretenimientos con contenido divertido y, a su vez, anti-imperialista.



Jesús de Laferrere, el ‘mesías del conurbano’, dará una lección a todos sus seguidores que, tomando la religión con liviandad, la han convertido en un entretenimiento más.



Con su llamativo parecido físico a Adolf Hitler, el cantante Micky Vainilla aportará, como siempre, sus polémicas composiciones. Bajo un ritmo pop, comercial y pegadizo, sus canciones esconden letras polémicas que discriminan a mucha gente.



Pese a que su simpatía por el Führer es evidente, él niega todo contacto con el nazismo y simula no entender nada al respecto.

Pomelo, una súper estrella de rock, reflexionará acerca de su particular visión del mundo, que divide a los seres humanos en dos clases: las estrellas que entretienen y el resto de los mortales, es decir, los entretenidos.



Fuente: Demasiado Cine