Miércoles, 25 Enero, 2012 - 09:48

Correo de nuestros lectores
Soy Millonario

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hoy al levantarme supe por primera vez que era millonario. Tenía algo de comida que sobró de anoche en la heladera, un poco de ropa en el placard y como rara vez miramos hacia arriba, me di cuenta que tenía un techo y obvio, un lugar para dormir. Ahí si comprendí que era mas rico que el 75 % de la población mundial.

Recordé que los días domingo voy a la Iglesia sin miedo a ser humillado, preso, torturado o muerto, siendo más afortunado que los 3 billones de habitantes a los que les sucede eso en muchos países.



Como nunca estuve en una guerra, en la cárcel o torturado y tampoco sufrí la aflicción del auténtico “hambre”, entonces estoy mejor que 500 millones de personas.



Pero al pensar en el motivo del relato, hago una pausa y saco cuentas, observando que el 12 % por ciento de la población mundial es dueño de toda la riqueza de la tierra, así que formo parte del resto que está mas cerca de la lona que de las cuerdas.



¡Pucha digo! No sé para qué sacar tantas cuentas si aquí en mi país de cada 100 personas, 20 no saben leer y escribir y otro tanto sufre de desnutrición. Vivimos en guerra con la delincuencia que nos mata como a moscas. Estamos todos presos enrejados dentro de las casas.



Nos torturan todos los días por la televisión con noticias mentirosas y programas decadentes para idiotizar mas aún a lo que queda de inteligencia. Todos o la gran mayoría, tenemos artefactos eléctricos, pero NO energía eléctrica.



Tenemos autos, motos, camionetas y no hay nafta y cuando se consigue cuesta tan cara que no tenemos plata para comprarla. Para completarla y creer que estoy fuera del sistema mundial problemático, el médico me dice que no tome nada con cafeína, no fume, no tome alcohol o tranquilizantes, así que minga de vino o cerveza.



Que no me ponga nervioso y evite la tensión o el peligro que me rodea. Como si viviera en la selva. Resulta que debo comprender que todos están muy ocupados para atenderme cuando necesito algo.



Ah…además debo aceptar las críticas y calmar mis nervios sin medicamentos, justito lo que me hace falta para pasar las noches desvelado con los ojos abiertos como dos huevos fritos y mirando las mismas series de TV repetidas que cuando comienzan ya se como finalizan.



Pero no importa. Ya se que soy privilegiado y vivo en el mejor país del mundo que Dios creó sobre la tierra, con mar, montañas, ríos, llanuras, esteros, praderas, microclimas, benditos animalitos, árboles, nieve, calor…mucho calor y sin aire o ventilador y como si fuera poco…40 millones de Argentinos.



(*) DNI 7.788.556 - Resistencia - Chaco