Miércoles, 25 Enero, 2012 - 07:11

Industriales de Brasil buscan "ayudar" a que Argentina revierta el déficit

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente del Consejo de la Federación de Industria de San Pablo (FIESP), Rubén Barbosa, habló en medios nacionales del superávit comercial que mantiene su país respecto de la Argentina, en torno a los 5 mil millones de dólares. “Tenemos que ver de qué manera podemos ayudar al gobierno argentino” sostuvo el funcionario brasileño.

Rubén Barbosa, presidente del Consejo de la Federación de Industria de San Pablo, se refirió por Radio 10 al pedido de audiencia de los empresarios brasileños con Cristina Kirchner para discutir las trabas comerciales



Barbosa explicó que estas diferencias de balanza comercial se fundamentan en que “el tamaño de la economía brasileña es mayor que el de (la economía de) Argentina”.



El directivo brasileño relativizó la eficacia de la aplicación de aranceles o licencias no automáticas para frenar el comercio bilateral. “Lo importante no es tomar medidas encontradas o bloqueos para impedir las importaciones. Lo importante es hacer crecer el intercambio de ambos lados. Si reducen las importaciones argentinas, disminuye el superávit de Brasil”, subrayó.



“Ayer hablaron con la UIA de una reunión para el jueves. No fue posible mantener la reunión porque muchos empresarios argentinos no están en Buenos Aires. Pero la idea es mantener un contacto previo a la fijación de encuentros con autoridades argentinas”, detalló Barbosa.



Sobre los principales socios comerciales de Brasil, comentó que el más importante es China, seguida por los EEUU y en tercer lugar, Argentina, con un “intercambio comercial de 45 mil millones de dólares”.



En cuanto a nuestro país, Barbosa expresó que “es un mercado muy importante, sobre todo el automotriz. Con este volumen de comercio, no tiene sentido imponer trabas de los dos lados. Tenemos que facilitar el intercambio, aumentar las exportaciones de Argentina y Brasil”.



Ejemplo de la estrecha relación económica entre los dos socios del Mercosur, Barbosa recordó el número de empresas brasileñas con inversiones en Argentina, así como las firmas argentinas que ingresaron a Brasil. “Las medidas tomadas por el gobierno argentino afectan a las empresas argentinas de capital brasileño”.



“La FIESP tuvo la iniciativa de buscar una comunicación directa para sensibilizar al gobierno argentino de que no tiene sentido en el Mercosur penalizar las importaciones. En todo el mundo, el regionalismo está creciendo. Sobre todo en Asia están incrementando el intercambio entre ellos. Aquí en América Latina hacemos el contrario, expulsamos los productos brasileños para permitir el desvío de productos chinos”, lamentó Barbosa.
Fuente: 
Infobae.com