Lunes, 23 Enero, 2012 - 15:53

El Gobierno se reunió con la Unión de Trabajadores Remiseros para comenzar la regularización del sector

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobierno del Chaco comenzó su trabajo para la regularización del servicio de remises con reuniones entre autoridades de los Ministerios de Gobierno e Infraestructura y el Sindicato Unión de Trabajadores Remiseros (UTR). El objetivo es lograr, en conjunto, el marco regulatorio ideal para el sector.

En un encuentro realizado este lunes en la sede de la Central General de Trabajadores Chaco (CGT) el subsecretario de Gobierno,
Roberto Lugo y el de Transporte, Marcelo López, acompañados del Asesor Legal, Mauro Flores coordinaron un trabajo en conjunto con integrantes de la Comisión Directiva de la UTR. Estuvieron presentes el secretario General, Pedro Amarilla; el secretario Adjunto, Eduardo Sánchez; el de Finanzas, Juan Aguirre y el vocal José Gómez.



Lugo explicó que el encuentro fue parte del trabajo que se realiza para obtener un anteproyecto legislativo y conseguir así un marco regulatorio para el sector. Destacó que el objetivo es lograr la regularización de los trabajadores y así darles –por ejemplo- la posibilidad de acceder a una obra social, jubilación y a estar sindicalizado. “Tiene que tener las mismas posibilidad que cualquier trabajador, de cualquier sector”, afirmó.




“Este será un año histórico para que el Chaco tenga su ley”, aseguró el subsecretario y remarcó también que con el marco regulatorio se protegerá los puestos laborales y la profesión, finalizando con la precariedad en la que se desempeñan actualmente.

Lugo anticipó que continuando con este trabajo mantendrá reuniones con las diferentes partes intervinientes en la cuestión como ser empresas propietarias de remises y las municipalidades.



Por su parte, López remarcó durante el encuentro la importancia de los controles municipalidades para garantizar que, una vez aprobada, se cumpla la ley. “El control de policía, sobre el transporte público, dentro de los ejidos urbanos, lo tiene exclusivamente el municipio”, aclaró y explicó que son los diferentes gobiernos comunales los que deben controlar la cantidad. “Es necesario un voluntad política de hacer cumplir las ordenanzas y las leyes para transparentar un sistema que hoy no es todo lo claro que debería ser”, detalló.

Describió que según datos obtenidos después de varias reuniones al respecto existen, aproximadamente, 3.000 remiseros trabajando de los cuales solo 1000 están inscriptos en el área metropolitana.



Comentó que en el interior la situación es diferente ya que, según señaló, hay municipios que no cuenta con ordenanzas que regulan el servicio; por lo que se trabaja para que se reglamente y se para promover la inscripción y reglamentaciones mínimas para garantizar la seguridad del trabajador y de los usuarios.



En este sentido, el subsecretario de Transporte, explicó que, en caso de aprobarse la ley, los gobierno comunales (al ser autónomos) debería adherirse a ella.



SATISFACCIÓN Y ACOMPAÑAMIENTO



Amarilla consideró al encuentro satisfactorio ya que de esta manera, según dijo, se comienza a hacer realidad las promesas del Poder Ejecutivo. “Como institución gremial apoyamos y aportamos para que se termine con la irregularidad del sector”, manifestó. Remarcó su total acuerdo para que se convierta en ley el proyecto del gobierno, con el cual colaboran aportando su experiencia respecto a las características del trabajo.



“Actualmente los trabajadores están desamparados”, señaló Sánchez y expresó su satisfacción por la iniciativa oficial de reglamentar el servicio ya que, por ejemplo, existe un alto índice de accidentes de tránsito lo que significa inseguridad tanto para los remiseros, como para los pasajeros.