Lunes, 23 Enero, 2012 - 12:50

El Gobernador lo niega
Aseguran que los jefes de las barras de Boca y River viajaron a Chaco para pactar

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Mauro Martín, jefe de La Doce, y Martín "Martín de Ramos" Araujo, capo de Los Borrachos del Tablón, viajaron con sus respectivas familias a Resistencia para pactar con el gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, que no haya enfrentamientos entre ambas barras, aseguró hoy a DyN una fuente que exigió reserva absoluta. El mandatario provincial desmintió "totalmente" y atribuyó a un "exceso verbal" y a una "malinterpretación" de las declaraciones de su prima Marina Kapetinich, delegada en la organización del superclásico, quien había admitido que los barras se "comunicaron con el gobernador".

Por la admisión de la familiar de Capitanich, un abogado representante de la ONG "Fútbol en paz en la Argentina" presentó una denuncia penal contra el gobernador que recayó en el juzgado federal a cargo Claudio Bonadío.



"Mauro y Martín viajaron con sus familias y fueron recibidos con una cena. Allí hablaron que el problema no era entre ellos", explicó la fuente, de llegada a las entrañas a una de las barras, a esta agencia. Inclusive detalló que los barras viajaron por la empresa Aerochaco, una aerolínea que fue reactivada por Capitanich y que tiene un acuerdo desde 2010 con la empresa MacAir, del grupo Macri, encabezado por Franco Macri, padre del ex presidente de Boca. También aseguró que en el acuerdo hubo "condicionamientos" y es que "vayan ellos" y no las facciones antagónicas, es decir que no vaya el boquense Rafael Di Zeo ni los sectores opositores a los actuales capos de los Borrachos, entre ellos los "Patovicas de Hurlingham", que hace tiempo quieren copar la parada.



Mauro tiene prohibido por la jueza Carla Cavalieri entrar a las canchas desde que hizo el gesto de cortarle la cabeza a la barra a Di Zeo en el partido ante Atlético Rafaela.



Si bien aseguran que el jefe de la Doce no estará en la cancha sí irá a Resistencia por la ruta 11, tal cual definieron las autoridades de seguridad.



El "gordo" Mauro haría lo mismo que hizo en los partidos de Boca en Mar del Plata. No fue al estadio José María Minella pero sí estuvo en la ciudad, tomando sol en uno de los balnearios de Punta Mogotes que suelen frecuentar jugadores y entrenadores.



En tanto, Alberto "Martín de Ramos" Araujo está procesado en la causa por amenazas contra el árbitro Sergio Pezzotta en el entretiempo del partido ante Belgrano, el 26 de junio, que derivó en el descenso a la B Nacional. River irá por la ruta 14 por Entre Ríos. Entre las dos barras habría entre 1.600 y 1.800 hinchas.



Capitanich negó haberse comunicado y tampoco recibido a los barras y desdijo a su prima Marina Kapetinich, a quien puso al frente de la organización del superclásico y del club Sarmiento, del cual el mandatario es el presidente.



"Los barras se han comunicado con el gobernador de la provincia. Vienen a alentar", dijo Marina el domingo por radio La Red.



También dijo tener "entendido que los chicos vienen a alentar a su equipo y que no hay voluntad alguna de enfrentamiento con el equipo adversario".



Pero Marina Kapetinich, quien admitió no tener tanto conocimiento en el tema de las hinchadas, opinó que "el problema no es Boca contra River, sino las internas que tienen entre ellos".



Ese temor va de la mano con la admisión por parte de la fuente consultada por esta agencia que hubo "condicionamientos" a que no estén las facciones antagónicas de los clubes en las tribunas del estadio de Sarmiento.
Fuente: 
Agencia DyN