Sábado, 21 Enero, 2012 - 18:27

Los inconvenientes fueron por "la bajante del Riacho Barranqueras"
Trabajos de Sameep contrarreloj para reanudar el servicio de agua en el sudoeste Resistencia y Fontana

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Personal de la empresa SAMEEP, presuriza las tareas en las tomas de las plantas de producción de agua potable y así normalizar el servicio que se presta a las zonas sudoeste de resistencia y a la localidad de Fontana. Estiman que en el transurso de la tarde de este domingo y la mañana del lunes estará normalizado el servicio.

Personal de la empresa SAMEEP, presuriza las tareas en las tomas de las plantas de producción de agua potable y así normalizar el servicio que se presta a las zonas sudoeste de resistencia y a la localidad de Fontana. Los inconvenientes se suscitaron debido a la pronunciada bajante que se dio en los últimos días en el riacho Barranqueras. Estiman que en el transurso de la tarde de este domingo y la mañana del lunes estará normalizado el servicio.



El ministro de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial y presidente de SAMEEP, Gustavo Martínez verificó hoy las tareas y estimó que para el domingo a la tarde o lunes a la mañana estará normalizado el servicio que hoy está afectando al sudoeste de Resistencia y Fontana. “No hay suspensión total del servicio pero si una bajante de bombeo, lo que ocasiona interrupciones aisladas dado el trabajo de recambio de las mangas que introducen la bomba en la riacho Barranqueras", explicó el funcionario.



Martínez acotó que el riacho ha tenido una bajante acentuada en muy pocas horas, cuestión que se resolvió ayer con una bomba sumergible y un pontón flotante en la toma para lo que es el Acueducto Barranqueras - Sáenz Peña - Villa Ángela, que era una preocupación urgente; mientras que hoy que se resolvió lo que es la toma para la Planta Nueva que produce 3 millones de litros y que actualmente está produciendo la mitad.



"Debido a que ayer el sistema estuvo funcionando con una sola bomba, debimos incorporar una tramo más de la manga para poder bajar un poco más porque solo queda un metro la bomba sumergida en el riacho”, detalló. Con la colocación de nuevas mangas, que tienen aproximadamente tres metros cada una, da mayor seguridad si esta bajante continúa precipitadamente.



Martínez mencionó que "debido a esta problemática, es importante que los vecinos tengan la precaución del caso respecto al uso del agua potable”. Con estas tareas que se ejecutan se tendrá la tranquilidad que si el río baja dos o tres metros más, todo siga funcionando correctamente.