Viernes, 20 Enero, 2012 - 19:27

Correo de nuestros lectores
Como hicimos para sobrevivir...

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Si Usted vivió en los años 60 o 70 ¿Cómo hizo para sobrevivir? ¿Acaso es una persona sobrenatural o un todopoderoso? Acompáñeme que le voy a contar sobre algunas de las cosas horrorosas que tuvimos que pasar para llegar al siglo XXI.

Créame que si uno lo piensa, es un verdadero milagro estar vivo.



Tomábamos agua de la canilla o la manguera, (ahora mineralizada)

La leche no era pasteurizada y la traía el lechero a casa en los tachos de lata.

Tomábamos con Vascolet, Toddy y otra cosa no había.



Ahora es Danonino, Danonito, Vidacol, Actimel, leche para pibes de 1 año, o de mas de cuatro años, como si la vaca supiera el día que nacimos.



Comíamos pan con manteca y dulce, tomábamos bebidas con azúcar y nunca teníamos sobrepeso ya que estábamos todo el día en movimiento.



Compartíamos una gaseosa entre cuatro, tomando todos de la misma botella y nadie se moría por eso.



Si el nene no iba al baño…!sonamos otra vez la purga!…(santo remedio) o Doña Mecha nos tiraba el cuerito.



Andábamos en autos que no tenían cinturón de seguridad, apoya cabezas, airbags, traba puertas para los niños, ¿frenos?



De bebés y para orgullo de Padres y Abuelos, se peleaban para pintar la cuna con colores brillantes de pinturas a base de plomo.

Cuando usábamos la bicicleta no teníamos ningún tipo de protección en la cabeza, a veces hasta sin frenos y flor de golpes nos dábamos, pero a llorar al puerto.

Salíamos a jugar con la única condición de divertirnos pero…volver a casa antes del anochecer.



El colegio, que duraba hasta el mediodía y teníamos que volver a la tarde si era privado, solo nos daba una pausa para ir a casa a almorzar y una siestita de una hora o repasar alguna materia flojita.



Aquí viene lo más grave de esa triste vida….No teníamos celular, así que nadie podía ubicarnos. Muy grave.



Nos cortábamos, perdíamos un diente o nos fracturábamos, pero nunca hubo demanda por estos accidentes. Nadie tenía la culpa, sino nosotros mismos.



Que tristeza Amigo…no teníamos Playstation, Nintendo 64, x boxes, juegos de video, 120 canales de televisión por cable, videograbadoras, sonido surround, celulares personales, computadoras, fax y menos Internet. Lo único que teníamos era…AMIGOS.



Si…todo eso ahí afuera…en ese mundo cruel y sin guardián.



Salíamos caminando o subíamos a la bicicleta para ir a la casa del vecino y tocábamos el timbre o “pedíamos permiso” y entrábamos y allí estaba nuestro Amigo y salíamos a jugar.



Cuando algún chico no era tan brillante en sus estudios, perdía el año y lo repetía. Nadie lo mandaba al Psicólogo, simplemente repetía y tenía una segunda oportunidad. (Ahora todos pasan de grado para que creamos que hay excelencia educativa porque los niños no repiten).



Si en alguna fiesta, que generalmente se realizaba en una casa, (malón, asalto, etc. así le llamábamos) te agarrabas una borrachera clásica del que nunca toma, tus Amigos te dejaban en la puerta de tu casa y tocaban el timbre ya que sabían que el viejo salía para ver quien era y después salían corriendo.



Si por casualidad por esas cosas de pibes, cometías alguna tontería y te llevaban demorado a la Comisaría, encima llegaba tu Padre y te llevaba a patadas en el tuje hasta tu casa por la vergüenza que le hiciste pasar y nadie de los Derechos Humanos presentaba un recurso de Amparo en tu favor y al final los Policías se mataban de risa.



Cuando tus Padres o Abuelos (siempre la figura de los abuelos) te retaban por alguna cosa, no los demandabas por “Violencia Intrafamiliar”, sencillamente te quedabas callado y pensabas…¡ Que macana me mandé!



Teníamos Libertad, fracasos, éxitos y aprendimos a manejarlos.



La verdad es que muchos de los que han leído esta reflexión, pensarán que éramos aburridos, pero…la pucha que eramos felices…



(*) DNI 7788556. Resistencia - Chaco