Viernes, 20 Enero, 2012 - 17:45

Un incendio consumió dos mil hectáreas en Tierra del Fuego

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El incendio forestal que afecta el centro-oeste de Tierra del Fuego, en proximidades del lago Fagnano, continuaba hoy sin control en el área afectada, que abarca unas dos mil hectáreas, donde los brigadistas intentan realizar un cortafuego para evitar el avance de las llamas.

"El fuego continúa sin control dentro del área incendiada, que hasta el momento superó las dos mil hectáreas", aseguró a Télam desde Ushuaia, Gustavo Horno, director provincial de Defensa Civil de Tierra del Fuego.



El funcionario precisó que "hay gran cantidad de focos de incendio y se ve mucho humo" y señaló que "se está circunscribiendo el área para tratar de impedir que llegue a la zona de cabañas y de la hostería, que es un refugio de pescadores".



Ese sitio está siendo utilizado "como centro operativo de los brigadistas", dijo Horno al destacar que se sumaron a las tareas de apagado del fuego "20 brigadistas que llegaron de Santa Cruz y un helicóptero del Ejército".



Señaló que en la zona "donde está el fuego están trabajando 60 brigadistas de bomberos voluntarios y en el lado opuesto del fuego hay 50 personas más tratando de hacer un cortafuego o picadas para llegar a atacar las llamas desde el otro lado".



El director provincial de Defensa Civil expresó que una de las dificultades para evitar la propagación de las llamas es que "el clima está seco, hay mucho viento y mucha hojarasca seca".



"El clima acá es muy variable, está lloviendo en toda la isla pero en la zona del incendio no", dijo.



El funcionario remarcó que hasta el momento "no se produjeron heridos y no hubo que evacuar a ninguna persona", y precisó que el foco del incendio está "a 30 kilómetros, en línea recta, al norte de Ushuaia y a 50 kilómetros al sur de Tolhuin".



Asimismo, señaló que "el origen del incendio fue el mal apagado de un fuego hecho por acampantes" y recomendó a turistas y residentes "asegurarse que no queden cenizas encendidas cuando abandonan el lugar donde acamparon".
Fuente: 
Telam