Viernes, 20 Enero, 2012 - 14:30

Se agudiza la sequía en la provincia ante el déficit de precipitaciones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Según la administración provincial del Agua desde septiembre pasado se registra un déficit de lluvias. Esto agudiza las condiciones de sequía en la provincia. Según un informe elaborado APA, la situación de sequía tiende a agravarse en el futuro, con epicentro en el centro provincial, particularmente en el área encerrada entre Concepción del Bermejo, Las Breñas y Machagai, donde el faltante oscila alrededor del 20 por ciento.

En el primer trimestre de este año las perspectivas de lluvias se presentan como normales o inferiores a las normales. Ante esta situación, la Administración Provincial del Agua emitió una serie de recomendaciones a corto, mediano y largo plazo. El fenómeno tiende a agravarse, con epicentro en el centro provincial.



Las lluvias desde septiembre de 2011 a la fecha marcan nuevamente una clara situación de déficit de precipitaciones con valores menores a las normales, que agudizan las condiciones de sequía en la provincia. Así se desprende de un informe elaborado por la Administración Provincial de Agua (APA), en el cual se establece que la situación de sequía tiende a agravarse en el futuro, con epicentro en el centro provincial, particularmente en el área encerrada entre Concepción del Bermejo, Las Breñas y Machagai, donde el faltante oscila alrededor del 20 por ciento.



“Esto significa que faltan entre uno y dos años de lluvia en los últimos 10 años y medio”, aclaró el ingeniero Hugo Rohrmann, director de Estudios Hídricos del organismo provincial. En esta línea, desde el ente descentralizado que preside Cristina Magnano, se recordó que el último informe presentado con las perspectivas de precipitaciones entre enero y marzo de 2012, establece precipitaciones normales o inferiores a las normales (N-IN) para toda la provincia, donde además se suma el hecho de temperaturas esperables normales a superior a lo normal, por lo que “es dable esperar una continuidad del panorama de escasas precipitaciones”.



EL PANORAMA


El análisis del comportamiento de las precipitaciones del presente año hidrológico (agosto 2011 a enero 2012) permite ver cómo impacta en el panorama de sequía que se viene padeciendo en los últimos años en todo el territorio provincial. También ayuda a tomar conciencia de qué acciones se deben plantear como prioritarias y cuáles deben tomarse a mediano y largo plazo, con el objetivo de abastecer de agua potable a la población del Chaco, y en segundo término a paliar las consecuencias negativas en la producción agropecuaria.



Las lluvias desde setiembre del año pasado a la fecha marcan nuevamente una clara situación de déficit de precipitaciones, con valores menores a las normales, que agudizan las condiciones de sequía en la provincia.



ANOMALÍAS AÑO HIDROLÓGICO 2011/12

El mapa de anomalías refleja el apartamiento de las precipitaciones normales con respecto a las registradas actualmente, y sirve para mostrar condiciones de sequías o excesos. La anomalía es la diferencia de precipitación histórica con la actual, expresados en porcentaje.



Las lluvias desde septiembre de 2011 a la fecha, son claramente deficitarias (ver mapa adjunto). Lo más grave es la presencia de dos focos con más del 40 por ciento de déficit: Uno, entre Presidencia Roca y Las Garcitas; y otro, en los departamentos Independencia y General Belgrano.



Luego aparecen otras zonas críticas cuando las anomalías están entre un 20 y un 40 por ciento de faltante de lluvia. “Allí se observa el centro provincial y el sector occidental del departamento Almirante Brown. Estas dos zonas suman aproximadamente el 45 por ciento del territorio provincial; mientras el resto se encuentra en valores normales de lluvias, alrededor de la media para el período analizado, entre menos 20 por ciento y más 20 por ciento”, destacó el profesional de la APA.



ANOMALÍAS PERÍODO HIDROLÓGICO 2002/11


Después del año 2002, año de claros excesos que generaron inundaciones en el centro de la provincia, tomando la historia de los últimos 10 años de precipitaciones, con sequías graves y prolongadas, y agregando el último período, se tiene una continuidad de los problemas: Escasez de agua en los reservorios y esteros, escasa reserva para el sector agropecuario y fundamentalmente problemas de abastecimiento de agua potable para la población urbana y rural involucrada, que no tiene un sistema seguro de abastecimiento de agua potable.



En la última década toda la provincia tiene déficit de precipitaciones, lo que permite detectar la presencia de período claramente seco, con precipitaciones escasas en los últimos años, menores a las normales. Los sectores más críticos en este panorama de escasas precipitaciones son: Sectores de los departamentos General Belgrano, Chacabuco y 9 de Julio; sectores de los departamentos Comandante Fernández, Quitilipi y 25 de Mayo; y sectores de los departamentos San Lorenzo y San Fernando.



FUTURO INCIERTO


La suma de las situaciones planteadas del presente año hidrológico y los 10 años anteriores, indica que tiende a agravarse la situación de sequía, con epicentro en el centro provincial, particularmente en el área encerrada entre Concepción del Bermejo, Las Breñas y Machagai, donde el faltante oscila alrededor del 20 por ciento.



Esta cuestión de varios años consecutivos con valores inferiores a lo normal, ha provocado un déficit de humedad en el suelo y un descenso de las napas freáticas, que impactan decisivamente en el aprovechamiento de agua para las poblaciones del interior provincial que no tienen otro recurso, más que el exceso de lluvia y su incidencia en reservorios superficiales y almacenamientos subterráneos.



“Este panorama preocupante, también repercute en la actividad agropecuaria, donde el sector más perjudicado es el ganadero, con faltantes de agua en los reservorios naturales y artificiales, y en los reservorios subterráneos. En menor medida en la actividad agrícola, que también sufre esta presencia tan despareja de las lluvias en relación a las demandas de los cultivos”, agregó Rohrmann.



PERSPECTIVAS METEOROLÓGICAS


El último informe presentado por el Servicio Meteorológico Nacional, con las perspectivas de precipitaciones de enero 2012 a marzo 2012, establece precipitaciones normales o inferiores a las normales (N-IN) para toda la provincia. Además, se suma el hecho de temperaturas esperables normales a superior a lo normal, por lo que “es dable esperar una continuidad del panorama de escasas precipitaciones”.



ALGUNAS RECOMENDACIONES:


Ante este difícil panorama, la APA emitió algunas recomendaciones a tomar por la población, sea a corto, mediano y largo plazo. Respecto a las prioritarias, prevé continuar con el abastecimiento a las poblaciones, con acarreo de agua (camiones, ferrocarril); como así también concienciar a la comunidad a tomar medidas de reducción de consumo de agua.



En cuanto al mediano plazo, en las áreas urbanas, propone el almacenamiento de agua en represas, aljibes, como fuente complementaria, aclarando que los reservorios no son fuentes seguras. Finalmente, asegura que la única alternativa válida para abastecer de agua a las poblaciones lo constituyen los acueductos, con fuentes seguras en los ríos Bermejo, Paraguay y Paraná, tal como los acueductos Resistencia – Colonia Benítez – Margarita Belén y el Segundo Acueducto (río Paraná), Las Palmas - La Leonesa (río Paraguay), General San Martín y Juan José Castelli (río Bermejo). “Todas las demás alternativas se constituyen medidas complementarias pero no seguras, para el vital servicio de agua potable a la población”, concluyó Rohrmann.