Jueves, 19 Enero, 2012 - 10:40

Sin detenidos por el asesinato del barra y por el ataque al Santojanni

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Aún no hay ninguna persona detenida tras la violenta batalla registrada este miércoles entre dos facciones de la barra del club Nueva Chicago, en la que uno de sus miembros fue asesinado a golpes. Tampoco se demoró a nadie por los destrozos ocasionados en el hospital Santojanni cuando uno los grupos intentó cobrar venganza por la muerte del hincha.

El episodio comenzó ayer cuando dos facciones de la barrabrava de Nueva Chicago se enfrentaron en las inmediaciones del club. En medio de la batalla, Agustín Rodríguez fue asesinado a golpes, mientras que el presunto autor del crimen fue apuñalado y trasladado al sanatorio, donde nuevamente se enfrentaron. La Policía custodia las entradas del centro de salud



Efectivos de la Policía Federal custodian las entradas del centro de salud para evitar una nueva avanzada, mientras que se espera que el herido sea dado de alta.



Todo comenzó ayer cuando dos grupos antagónicos se enfrentaron en Lisandro de La Torre y San Pedro, en el barrio de Mataderos, en las inmediaciones del club. En la batalla, Agustín Rodríguez (27) fue asesinado. La víctima, según testigos,
escapó de la discusión y fue atrapada por un grupo de "La Antena", que alcanzó al joven y lo mató a golpes, con fierros y maderas. Dos golpes certeros fueron a la cabeza del chico, que murió en el instante.



En medio de la batalla campal, el presunto autor del crimen, Aldo Barralda, fue apuñalado y trasladado al hospital, donde permanece internado. La facción a la que pertenecía la víctima fatal del hecho, intentó cobrarse venganza y se dirigió al sanatorio para atacar a Barralda. Dentro de la guardia del centro de salud, se originó un nuevo enfrentamiento en el que destruyeron gran parte del mobiliario. La llegada de Infantería apaciguó todo y ahora se aguarda que el presunto homicida salga del hospital.



"Ultimaron a una persona, el presunto autor quedó herido y estaba en la Guardia con una lesión en el abdomen; de repente un grupo (rival) vino por él y rompieron toda la Guardia…”, relató el representante de los médicos. "Salió todo el mundo corriendo por la calle, rompieron vidrios, el mobiliario, todo… ¿Si los médicos tienen miedo? Sí, los médicos están con temor, como toda la gente”, agregó.
Fuente: 
Infobae.com