Miércoles, 18 Enero, 2012 - 18:19

Tras el naufragio en Toscana
El capitán del Costa Concordia dijo que se "cayó en un bote"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Francesco Schettino, el capitán del crucero "Costa Concordia", que naufragó el viernes por la noche frente a la costa de la región italiana de Toscana, dijo ante la justicia que no se quiso "escapar" sino "que estaba ayudando a los pasajeros a bajar un bote salvavidas al agua" y se cayó.

Según su declaración, difundida este miércoles por medios locales, tuvo un problema con el mecanismo de descenso del bote, que se trabó y volvió a funcionar de repente.



Esta situación "hizo que tropezara y de repente estaba con los pasajeros en el barco", afirmó, citado por agencia DPA.



El capitán, quien se encuentra con arresto domiciliario y podría enfrentar una condena de 15 años de cárcel, aseguró que luego de esta caída le fue imposible volver al crucero porque ya estaba inclinado sobre un lado.



En tanto, según la justicia, Francesco Schettino realizó una "maniobra imprudente" al "acercarse demasiado" a la isla Giglio.



Además, el capitán "subestimó" los daños ocasionados al barco después de chocar contra una roca el viernes por la noche y por eso retrasó la alarma, según el tribunal en Grosetto.



Después de que Schettino abandonara el crucero de lujo, en el que viajaban 4.200 personas, no emprendió "ningún intento serio" de "acercarse al `Costa Concordia`", donde la evacuación aún estaba en curso, informaron fuentes judiciales.



El viceministro de Transporte e Infraestructura italiano, Mario Ciaccia, informó hoy ante la Cámara de Representantes en Roma que 11 personas murieron en el naufragio del "Costa Concordia" y 22 personas de distintas nacionalidades siguen desaparecidas oficialmente.



En tanto, la búsqueda de supervivientes del crucero fue interrumpida hoy nuevamente por motivos de seguridad dado que la nave está cada vez más hundida.



Los meteorólogos prevén fuertes vientos para el jueves, lo que podría provocar olas de más de dos metros, haciendo que el barco cambie aún más de posición y se hunda más.
Fuente: 
Télam