Miércoles, 18 Enero, 2012 - 10:12

Bajante del Paraná
"Se debe trabajar para que la bajante del Paraná no afecte el abastecimiento de combustibles" sostienen estacioneros

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Desde la Cámara de Expendedores de Combustibles del Chaco, Miguel De Paoli indicó que a pesar de la bajante que presenta actualmente el Paraná el abastecimiento de combustible es normal. Pero indicó a Diario Chaco “este es un problema cíclico, por lo que se deberían arbitrar medidas para que estos fenómenos no afecten de forma contundente”.

Distintos puertos del Río Paraná se encuentran afectados ante la bajante de este, similares complicaciones sufrió el riacho Barranqueras. Ante esta bajante, algunas barcazas encuentran complicaciones para el traslado de mercancías, los combustibles no quedan afuera.



Desde la Cámara de Expendedores de Combustibles del Chaco, Miguel De Paoli dijo a Diario Chaco que hasta el momento el abastecimiento de combustibles en Chaco no presenta complicaciones. “Comparativamente estamos mejor que otras provincias porque tenemos las plantas de almacenamiento en nuestro territorio, por lo tanto de continuar con la bajante existe un stock de reserva” indicó De Paoli.



En la vecina provincia de Corrientes algunos medios periodísticos ya hablan de complicaciones y advierten que podrían esta cerca de un desabastecimiento. “Lo que se debe hacer es mejorar las condiciones de navegabilidad del riacho para que eventualidades como estas no afecten el abastecimiento”.



Además detalló De Paoli que todavía existe la alternativa de incrementar el transporte por vías terrestres desde Santa Fe.



Ante el nivel bajo que se registra últimamente en el río Paraná, las barcazas con provisión de combustibles encuentran algunas dificultades para ingresar a la planta ubicada en la ciudad de Barranqueras por lo que diariamente se producen retrasos en el abastecimiento para las bocas de expendio de Corrientes, Misiones y Formosa; hasta el momento Chaco está exento de este problema.



Si las dificultades persisten, desde Corrientes indican que el traslado debe realizarse por tierra desde Santa Fe, lo que retrasa la llegada del stock diario y genera mayores tiempos de faltantes en las bocas de expendio de la vecina capital.



Miembros de la Prefectura Naval explicaron que hay algunos inconvenientes con el transporte sobre le río, pero que son de menor envergadura que los que se registran en Rosario, donde más de 200 embarcaciones se encuentran varadas ante la poca profundidad del canal.



“Chaco recibe combustibles de las destilerías de Buenos Aires; las dos marcas que más venden en la provincia se abastecen por canales fluviales, por lo que existen complicaciones pero hasta ahora los profesionales de navegación y puertos han logrado sorteas estas complicaciones” indicó De Paoli.