Miércoles, 18 Enero, 2012 - 07:59

Italia: suspendieron la búsqueda de los desaparecidos del crucero

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Las autoridades a cargo del rescate decidieron postergar el operativo porque la embarcación comenzó a moverse por el mal tiempo. Todavía hay 20 personas dentro del navío. Este martes, el cuestionado capitán del barco fue liberado y traslado a su residencia para cumplir el arresto domiciliario.

Las operaciones de búsqueda de la veintena de desaparecidos tras el naufragio el viernes pasado del "Costa Concordia" cerca de una isla italiana fueron suspendidas este miércoles luego de que el barco se moviera y se temiera su hundimiento.



"Los instrumentos (de medida en tierra firme) relevaron que la nave se mueve, estamos evaluando si halló un nuevo punto de apoyo antes de decidir si podemos reanudar (las operaciones). Por el momento, no podemos acercarnos", declaró el vocero, Luca Cari, portavoz de los bomberos a la agencia AFP.



La suspensión tuvo lugar hacia las ocho de la mañana (hora local), dijo el portavoz, y precisó que los socorristas "trabajaron toda la noche" en busca de eventuales sobrevivientes.



Hasta el momento, se recuperaron 11 cadáveres, de los cuales cinco fueron identificados.



"Prácticamente hemos terminado de controlar la parte que está fuera del agua", señaló Cari.



Dos equipos de buzos de la marina italiana habían reiniciado la exploración de la parte sumergida del navío, perforando el casco con mini-cargas explosivas.



La búsqueda se concentra en una parte situada a 18 metros de profundidad que corresponde a la cubierta número 4 del navío, donde el martes se encontraron cinco cuerpos con chalecos salvavidas.



En la cubierta número 4 estaban las lanchas de salvamento que permitieron salvar la vida de una buena parte de las 4.229 personas -más de 3.200 turistas y un millar de tripulantes- que estaban en el "Costa Concordia" en el momento del accidente.



El lujoso crucero había zarpado el viernes a la tarde desde Civitavecchia, cerca de Roma, y chocó contra una roca cerca de la Isla del Giglio, en la costa de Toscana, antes de naufragar.