Martes, 17 Enero, 2012 - 18:33

Correo de nuestros lectores
Tiempos difíciles

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Lorenzino había dicho que "había que prepararse para cuando lo que venga de afuera no sea bueno".Ahora la pregunta es: ¿qué vendrá de afuera? y ¿cómo sostendrán el gasto si el Central, el Anses y Pami ya no cuenta con tanta liquidez? Las cuentas están en rojo y hay poco dinero fresco para disponer.

En pocos días mas la Presidente volverá a su despacho que la espera con un escritorio cargado de problemas Uno de ellos serán los reclamos salariales que traerán algunas tormentas sindicales. Los problemas institucionales de Santa Cruz y Rió Negro, el desastre ambiental como consecuencia del volcán chileno y del incendio en Chubut generaran reclamos de ayudas económicas. La sequía que esta haciendo padecer al campo y de la cual la ayuda económica que da el Estado de 500 millones no alcanzan.



Sabemos que se reducirán las toneladas de cosechas en granos, produciendo una reducción de la recaudación.



Asimismo el aumento de transporte por la quita de los subsidios sumado al cruce del gobierno con la petroleras "por un abuso de posición dominante en el mercado de combustible".Los números dibujados del Indec que se deshacen en los bolsillos de todos, que siente la real temperatura de los precios de las góndolas, diferencias que serán reclamadas por los sindicatos que hablan de pedir un aumento de las paritarias por encima del 25% y no piensan aceptar el 18% que ofrece el gobierno. Ya muchos empezaran a sentir los efectos del recorte de subsidios en los servicios de gas, agua y luz con la llegada de las nuevas facturas

.

El aire que viene del resto del mundo tampoco es alentador, porque sopla cargado de desesperanza.

Economías jadeantes en medio de una crisis fiscal que arrastra con ella millones de desempleados y familias desahuciadas, empresas que se cierran, empleos que se pierden, no se ve futuro a mediano plazo y a largo plazo todo parece negro y peligroso.

El cambio climático ya es protagonista indiscutido y esta desequilibrando las economías en el mundo ya sean con baja cosechas, mortandad de peces y animales, falta de lluvias en algunos lugares e inundaciones en otros, que
retraen sus consecuencias, ante las fluctuaciones de los precios internaciones que miden tales efectos. El problema del petróleo con la presión de Irán en el Estrecho de Ormuz, la crisis del dólar y el euro.
Así todo se ve en desequilibrio y en un estado de incertidumbre.



Hay un crecimiento de la desigualdad que se suma al hartazgo social que comenzó tímidamente con la manifestación de los indignados en las Puerta del Sol en Madrid y luego se hizo un grito ensordecedor que no midió fronteras ni nacionalidades.



La realidad pareciera que nos demuestra que ya nada es seguro, todo parece moverse a un ritmo que de golpe
puede cambiar. Un rumbo que se desliza sobre la sintonía fina pero que esta marcando los lineamientos políticos y económicos y que será el termostato social quien tenga la ultima palabra, determinado al final si son eficientes o no esos mecanismos.



Hoy ya nadie tiene fuerzas necesarias para sentirse el mas poderoso porque pareciera que estamos en un momento de la historia en que el mas débil, el mas inútil ,el menos desarrollado puede ser el mas dañino, el mas letal, el que de la estocada final. Hemos perdido la fortaleza, esa protección que antes
sentía cualquier ser humano de un trabajo seguro
en el cual se escalaba con los años, hasta jubilarse. Hoy esto
parece desvanecerse .Estamos
girando en una crisis global donde la inseguridad social se manifiesta poderosa y el miedo a ¿que pasara mañana? nos preocupa. Hay una displicencia a todo lo institucional.



Con una
impotencia ante tanto alboroto económico que generan muchas dudas porque no sabemos si lo que hoy tenemos mañana podemos perderlo, o tal vez si estaremos en condiciones de mantenerlo.



Es un tiempo de realidades difíciles de contrarrestar, no sabemos como continuará, estamos en medio de ellas y todo puede pasar.



(*) [email protected]