Martes, 17 Enero, 2012 - 11:22

Desde Brasil, donde murieron trágicamente
Esta tarde llegarían a Resistencia los restos de los cuatro miembros de la familia Ordoñez

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Así se informó a Diario Chaco desde la Subsecretaría de Salud provincial. Alrededor de la hora 13 los aviones de la provincia estarían aterrizando en Curitiba, Brasil, para trasladar inmediatamente hacia Resistencia los restos de los 4 miembros de la familia Ordoñez quienes fallecieron el pasado viernes en un accidente de tránsito en el estado brasilero de Paraná.

Como lo dispuso el gobierno provincial, la Dirección de Aeronáutica Provincial montó un operativo y dispuso dos aviones de la Provincia: el LearJet 60, trasladó en la mañana del domingo a los familiares de las víctimas hasta Curitiba, Brasil.



En tanto que para el mediodía de este martes se espera que aterrice en la misma ciudad el Cessna Gran Caravan en el que trasladarán hasta esta capital los féretros de la familia fallecida el pasado viernes. En el accidente murieron cuatro personas, entre las que se encuentra un matrimonio y sus dos hijos, que son menores.



El Gobierno del Chaco desplegó el pasado domingo un operativo aéreo para garantizar el traslado de los cuerpos de la joven familia chaqueña que protagonizó un accidente vial fatal en el estado brasilero de Parana, a 150 kilómetros de la frontera con argentina (kilómetro 417 en la ruta BR 373 a la altura de Candoi) y acercar a sus familiares hasta el lugar.



Debido a la urgencia, este domingo a las 10 despegó hacia Curitiba, Brasil, el avión que trasladó a cuatro miembros de la familia Ordoñez. Una segunda nave voló en la mañana de este martes, por lo que aterrizarían recién en horas del mediodía en Curitiba, donde realizarían múltiples trámites para el posterior traslado de los restos mortales.



EL ACCIDENTE


El accidente que ocurrió el viernes cerca de las 19, terminó con la vida de los chaqueños, Diego Ramón Ordonez (39 años), su mujer Débora Lorena Seniquel, (29 años) y sus hijos, dos nenas, una de 4 años y otra de 2 añitos.



Según los medios brasileros, el Chevrolet Aveo conducido por el argentino derrapó y colisionó contra una camioneta que circulaba en sentido contrario, en la que viajaban dos hombres brasileros de 33 y 34 años, quienes también murieron en el accidente.