Lunes, 16 Enero, 2012 - 14:36

Como parte de los avances en política educativa se inauguró la escuela de verano en Chaco

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobernador Jorge Capitanich junto al ministro de la cartera educativa chaqueña, Francisco Romero y acompañados por el secretario de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, inauguraron hoy la Escuela de Verano 2012 desde la Escuela de Nivel Secundario (ENS) Nº 60 de Resistencia. Así comenzaron las actividades pedagógicas integrales en 276 escuelas secundarias.

“Para nosotros (como Gobierno) es sumamente importante que en este tiempo en que aparentemente en educación no pasa nada, porque son las vacaciones de verano, nos preocupamos y ocupamos para que pase algo”, expresó hoy el ministro de Educación de Chaco, Francisco Romero.



Romero estuvo acompañado por el gobernador de la Provincia, Jorge Capitanich, el jefe de gabinete del Ministerio de Educación de la Nación, Pablo Urquiza, y el secretario de Educación, Jaime Perczyk, desde la Escuela de Nivel Secundario (ENS) Nº 60 de Resistencia.



Ellos inauguraron la tercera edición de la Escuela de Verano, en 275 escuelas secundarias incluidas en el Plan Mejora Institucional, para garantizar la obligatoriedad de este nivel.



Romero manifestó que en el verano no sólo se dirime si hay o no abandono, repitencia, fracaso escolar, sino cómo se ocupa socialmente el tiempo libre para revertir esta realidad.



“Mientras que el Estado interviene con inteligencia y sensibilidad para proponer a niños y adolescentes otra clase de verano, de ocupación del tiempo ocio”. Se proponen clases de apoyo y acompañamiento pedagógico en Lengua y Literatura, Matemática, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales.



Romero además remarcó que el propósito de la Escuela de Verano, que “concibe al alumno como un sujeto de derecho pleno es apuntalar a que los hijos de los sectores menos favorecidos económicamente, encuentren en el verano el aporte y el acompañamiento pedagógico del Estado”.



Esta edición de la Escuela de Verano funcionará en 365 escuelas (89 primarias de 40 municipios y 276 secundarias de 66 municipios), cubriendo una demanda de más de 21.000 chicos, que estarán a cargo de 2.500 docentes de escuelas primarias y secundarias. En primaria, pueden asistir los alumnos de cuarto a séptimo grado y en secundaria todos los estudiantes que estén “en riesgo pedagógico”.



En tanto que se prevé el inicio de la Escuela de Verano en 89 escuelas primarias desde el 3 de febrero hasta el 21 de ese mes. Muchas de ellas, son las escuelas donde funcionaron en 2011 los Centros de Apoyo Escolar de los Sábados (CAES) y Centro de Actividades Infantiles.



“Todos y todas deben estar en las aulas para no ponerle techo a su ambiciones” afirmó el ministro de Educación, haciendo hincapié en que esta nueva gestión tiene como meta: “Chaco libre de analfabetismo al 2014”, pero así también, “hacia el interior de las aulas” el objetivo es “Chaco libre del analfabetismo funcional, científico, tecnológico y cultural.



Por eso, se entregaron alrededor de 50.000 netbooks a alumnos de escuelas secundarias, de educación especial y estudiantes de Educación Superior; además libros para todos los niveles educativos para que “los alumnos tengan cada vez más palabras”, “puedan pensar más por su propia cuenta” y “puedan desarrollar el pensamiento lógico”.



“TRANSFORMAR LA INCLUSIÓN SOCIAL EN EXCELENCIA EDUCATIVA”

Por su parte, el gobernador Jorge Capitanich hizo un balance de los logros en materia educativa en el país y en particular en la provincia, donde la política educativa apunta a que “todos y todas tengan la misma oportunidad de educarse” y “transformar la inclusión social en excelencia educativa”.



Al respecto, sostuvo que desde los 90 no se invertía en educación como ahora, superando lo que establece la Constitución en su artículo 83 (Chaco destina un 34% de su presupuesto a Educación y nuestra carta magna provincial establece el 33%), para “tener mejor calidad y excelencia”.



Además sostuvo que también es importante la entrega de 1.400.000 de libros, la inversión de $ 470 millones en infraestructura escolar para garantizar aulas limpias y cómodas, la universalización de la sala de 5 años en nivel inicial, el servicio de sanidad escolar articulado con el Ministerio de Salud, el índice del 74% de terminalidad educativa para secundaria, la reducción de los niveles de repitencia y las 63.000 netbooks que se entregarán en el Chaco a fines de 2012.



“Hemos invertido mucho en educación, todavía nos falta mucho” destacó el gobernador y celebró ésta tercera edición de la Escuela de Verano, porque “tenemos metas muy claras desde el punto de vista de excelencia educativa, donde la estimulación temprana es una asignatura más que importante, pero lo más trascedente es que en la República Argentina los hijos de nuestros trabajadores
concurran a las escuelas y garantizando la escolaridad y la alimentación diaria, que es la base para tener capacidad de aprendizaje y adquirir mayor conocimiento”.



A la vez que señaló que apuntando a la excelencia educativa, el Gobierno provincial garantizará a través de la televisión digital clases de apoyo por la mañana y por la tarde para mejorar el rendimiento escolar en el futuro, para lograr la excelencia educativa y una sociedad más equitativa. “Por eso, nada de eso se puede hacer si no tenemos los docentes, la infraestructura adecuada, un mejor equipamiento y que se valore el esfuerzo del Estado que con ideas y acciones, hoy los niños y jóvenes hoy pueden estudiar en la Escuela de Verano” aseveró Capitanich.





“CON LA ESCUELA DE VERANO INAUGURAMOS EL CAMINO DE MEJORAR”

El secretario de Educación de la Nación, Jaime Perczyk destacó que desde hace dos años el Gobierno de la presidente de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, puso en marcha la propuesta de Escuela de Verano, “una escuela más pensada para los jóvenes” y remarcó que desde el primer momento el Chaco, entre otras pocas provincias, asumió el desafío de llevar adelante la Escuela de Verano que “dio muy buenos resultados”.



El funcionario nacional dijo que esta experiencia “fue pensada en todo el pueblo argentino, apuntando a mejorar la calidad educativa”. “Con la Escuela de Verano inauguramos el camino de mejorar”.



Además, subrayó que la meta de la Nación “es lograr una buena escuela secundaria para todos los argentinos”. Precisó que para ello desde el año pasado se destina el 6,4% del Producto Bruto Interno (PBI) a la educación, mientras que antes era del 2%, con eso se abrieron las paritarias docentes para mejorar el salario, se crearon más universidades nacionales, se inauguraron más de 1.700 escuelas, se entregaron hasta ahora 1,8 millones de netbooks y 45 millones de libros; además mencionó la creación del Canal Encuentro y Paka Paka.



Por último, instó a los estudiantes a que estudien “un poco más que ayer”, a “que estudien mucho más”. “No hay manera de aprender más sino estudian” aconsejó Perczyk directamente a los jóvenes presentes.



También, participaron de este acto los subsecretarios de Educación de la Provincia, Daniel Farias, y de Asuntos Interinstitucionales, Carlos Quirós, la presidenta del Instituto de Cultura, Silvia Robles, entre otras autoridades provinciales y dirigentes de UTRE CTERA, AMET, FIUD y UDA.