Lunes, 16 Enero, 2012 - 10:22

Clínicas y Sanatorios espera el depósito anunciado por el Gobierno para normalizar el servicio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, manifestó que es de mucha angustia la situación que atraviesan las entidades médicas en relación a la protesta del personal por falta de pago. Y que no descartan tener que suspender el servicio en caso de que el pago no se efectivice. “No vamos a cortar al INSSSEP, no vamos a poder atenderlo”, aclaró.

Según señaló el titular de la entidad prestadora, en relación al anuncio que hizo el Gobierno sobre el pago,
“esperamos que se cumpla, sería un paso para descomprimir una situación angustiante; hay sanatorio que hace 6 días que tiene parado el servicio, y genera una situación muy seria no solo en lo económico sino en lo prestacional”.



Frangioli agregó que, teniendo en cuenta que la mayor tarea se realiza en lo materno infantil, las protestas provocaron que pacientes deban elegir otros lugares para internarse, explicó. “Además de lo económico hay una situación médico – paciente bastante fuera de lo normal y quisiéramos que no se repita y que se pueda destrabar”.



Sobre la protesta que adoptaron los trabajadores de la sanidad, “tenemos que entender que está enmarcado en lo constitucional, no podemos decir que no; podríamos decir que se hubieran adoptado otras medidas, pero no somos nosotros quienes tenemos que decir cuáles es la actitud que deben tomar en defensa de su trabajo de los trabajadores de la sanidad”.



El profesional explicó que “estamos metido en el medio de una cadena de pago que si se corta por encima nuestro, no podemos incidir en que no ocurra: afecta al sanatorio y a los trabajadores”. “Decimos que el tema del pago del 16 lo sabemos desde el año pasado. Nos habían dicho que iba a ser imposible pagar esta factura antes del 16, y esto todos los trabajadores y sanatorios lo sabían, porque participamos con el Gobernador de la reunión con socios y miembros de la comisión directiva, y fue ampliamente difundido”.



Explicó entonces que, sabiendo todo el personal de la información sobre la fecha de pago, “lo entendemos exagerado porque pueden haber otros mecanismos, en situaciones de emergencias, urgencias, pacientes ambulatorios, que deben recibier igual trato que los internados, hay que evaluar si la medida de reclamo no fue excesiva”.



“Teniendo en cuenta que el etablecimiento no iba a poder hacer magia durante este tiempo. Sobre todo cuando la gestión de dinero en Argentina está parada, y no ocurre la chance de que uno pueda recurrir a pedir créditos especiales. Además me consta, porque tengo que firmar, que varios sanatorios de la provincia han gestionado sacado montos económicos para poder transferir a sus empleados como préstamos a altas tasas, porque en la cabeza de ningún dueño de sanatorio se le ocurre trabajar sobre la base de no pagar el sueldo al personal”.



“Todo lo contrario. Hoy estamos reclamando el pago de una factura de septiembre. Con valores desactualizados, y sin poder cobrar los aumentos del año 2010-. Estamos en una cadena infernal de situaciones económicos, un goteo que llega a nuestro poder muy desactualizado. Pagar la comida de 2011, con el sueldo del 2010”.



“Es imposible, cuando hubo una actualización en 2010 del 30%, y en 2011 del 33%, más el aumento del medicamento, recurrir a ninguna estrategia para salir de esta situación. Hoy hay varios sanatorios de la provincia que si no se les paga hoy, van a cortar”.



“En realidad, no es que le vamos a cortar al INSSSEP, de hecho no vamos a poder atender al INSSSEP: no solo al INSSSEP, a toda la seguridad social y a todos los pacientes”. “No podemos funcionar en un sanatorio solamente cortando una parte”. Indicó que es una realidad que ocurre, y que cuando se reúnen, “en vez de pensar en mejorar la prestación, pensamos cómo cerrar el servicio, cómo hacemos para cerrar neonatología porque no se puede sostener con el valor que nos paga las prestaciones”. “O como atender la cirugía cardiovascular cuando el propio estado manda a operar pacientes indigentes, y nos debe facturas de hace mucho tiempo”.



“Es imposible una transferencia. Uno puede con recursos propios, de la empresa sostener por un tiempo, pero pasado un tiempo ya no. Crecen los montos, y no se pueden costear si no se actualizan los costos”, concluyó.



Fuente: Radio Libertad.