Viernes, 13 Enero, 2012 - 20:19

Cristina se recupera en Olivos y desde allí monitorea a Boudou

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La presidente Cristina Fernández continúa la recuperación por la operación que se le practicó recientemente, en la Residencia de Olivos. Sin embargo, sus allegados indican que monitorea las actividades que realiza su vicepresidente, actualmente a cargo del Ejecutivo.

En Casa de Gobierno sólo se indicó que el vocero Alfredo Scoccimarro y el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, se desplazan varias veces al día entre sus despachos de Balcarce 50 y Olivos y que es el vicepresidente a cargo del Ejecutivo, Amado Boudou, quien recibe la mayoría de los llamados presidenciales.



Se ratificó, en tanto, la voluntad de Cristina Fernández de continuar monitoreando la gestión desde Olivos y sin regresar oficialmente a la función antes del 24 de este mes, aunque sigue de cerca el desempeño de Boudou, que procura resaltar lo menos posible y mantiene escasa actividad oficial, desde el primer piso del Banco Nación donde instaló sus oficinas.



Boudou, por su parte, se reunió hoy con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, con quien abordó el problema de la sequía que afecta a esa provincia.

El senador oficialista Aníbal Fernández hoy contó que habló con Cristina y la notó "muy bien de ánimo y con todos los cables enchufados" en Olivos y defendió al médico presidencial Luis Buonomo, blanco de críticas por el informe inicial que habló de la presencia de células cancerígenas, que luego se descubrió que no eran tales.



"Yo sentí que se había hecho lo que correspondía, lo que ha hecho Luis (Buonomo) en este caso es poner las cosas sobre la mesa", resaltó Fernández.

El ex jefe de Gabinete respaldó al jefe de la Unidad Médica presidencial, luego de la polémica que desató que la información oficial brindada en un primer momento sobre la enfermedad de la mandataria no contemplara la posibilidad de un "falso positivo" en lo que parecía ser diagnóstico de cáncer.



La mandataria sólo empleó las redes sociales para comunicarse, desde donde agradeció el sábado pasado las "muestras de afecto" ante la operación que se le practicó en el Hospital Austral, y luego, el miércoles último, posteó: "A una semana de la intervención quirúrgica, en franca recuperación".



Ayer, en su cuenta de Facebook se subió una foto de la Presidenta, durante un acto en Plaza de Mayo, sin texto ni epígrafe.



La falta de información oficial, además, impidió confirmar el supuesto enojo de la jefa de Estado con Buonomo, por la forma en que se difundió su estado de salud.



Igualmente, colaboradores cercanos consideraron improbable que Buonomo sea despedido del cargo, por entender que "no es sólo un doctor, es parte el entorno de hace años, en Río Gallegos" y plantearon que no sería reemplazable en ese sentido.



Si bien había trascendido que Cristina Fernández podía llegar a viajar a El Calafate a continuar su recuperación, por ahora se mantenía en Olivos, junto a sus colaboradores más cercanos, entre ellos Máximo Kirchner, quien fue regado de elogios por Aníbal Fernández.



"Es un argentino y un militante del movimiento nacional peronista que se ha ganado el derecho de opinar tantas veces como nosotros (en torno a la política nacional), no creo que tenga ninguna otra cosa adicional desde ese punto de vista. Es un pibe de un nivel de ubicación superlativo al que nunca le escuché decir estupideces", dijo.
Fuente: 
Agencia DyN