Viernes, 13 Enero, 2012 - 13:42

En Tigre
Detuvieron al viudo de la docente acusado de homicidio calificado

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Daniel Sfeir, esposo de la docente Silvia Prigent, fue detenido este viernes como principal acusado del homicidio agravado por el vínculo. La mujer fue hallada asesinada de dos tiros en la cabeza el pasado domingo en un descampado de Tigre tras permanecer 10 días desaparecida.

El esposo de la docente y padre del único hijo de la víctima, de 14 años, fue apresado en la puerta de la casa de su madre, en Zuviría al 600, de Tigre, mientras el cuerpo de su asesinada esposa era inhumado en el cementerio municipal de ese distrito.



El arresto estuvo a cargo de efectivos de la Delegación de Investigaciones de San Isidro y fue dispuesto por el juez de Garantías Ricardo Costa, a pedido del fiscal de la causa, Cosme Iribarren, quien cuenta con un día prorrogable por uno más para llevar a cabo la indagatoria del viudo.



Fuentes judiciales informaron a Télam que las pruebas que llevaron al juez a disponer el arresto de Sfeir fueron contradicciones en sus declaraciones y las imágenes tomadas por una cámara de seguridad del municipio de Tigre y una llamada realizada desde su celular, que lo sitúan en la zona del dique Luján, cercano al lugar del hallazgo del cuerpo de Prigent el día de la desaparición.



Según los voceros, al denunciar la desaparición de su esposa el 29 de diciembre último Sfeir dijo que llegó a su casa a las 18, durmió la siesta hasta las 21 y, al no saber de ella, radicó la denuncia.



No obstante, los pesquisas establecieron que a la hora en que mataron a la docente -entre las 18 y las 21 de ese día- desde el celular de Sfeir se realizó una llamada que activó la antena de la celda instalada cerca del dique Luján, mientras que su auto fue captado por una cámara del municipio de Tigre en la misma zona.



Otro llamado que para los investigadores es comprometedor, es uno detectado entre el celular de Sfeir y su casa antes de las 18, en el que se sospecha que el ahora acusado convenció a su esposa para ir al lugar donde luego fue asesinada, añadieron los informantes.



En la misma resolución en la que se dispuso el arresto del viudo, el juez Costa ordenó la excarcelación del primer hombre detenido en el marco de la causa, Juan José González (48), en cuyo poder se halló la carcasa del teléfono celular de Prigent.



González, que es empleado de un comercio de venta de telefonía de Escobar, continúa no obstante imputado por encubrimiento agravado, añadieron loas voceros.



En tanto, Sfeir permanecerá alojado en una celda de la DDI de San Isidro, situada en Thomkinson al 2800, hasta tanto sea llamado a indagatoria por el fiscal Iribarren.



Hasta allí llegó esposado y en compañía de su hijo, custodiado por policías que, tras apresarlo en la puerta de la casa de su madre, pasaron por su casa para efectuar unas diligencias, y luego lo llevaron a la sede policial.



Los voceros judiciales dijeron que el fiscal cuenta con 24 horas prorrogables por otras tantas para indagarlo, tras lo cual tiene 30 días para resolver si pide o no su prisión preventiva por homicidio agravado por el vínculo.



El viudo está por el momento representado por un defensor oficial, ya que su abogado, Marcelo Adámoli, no actuará en su defensa debido a que, según explicó, él fue contratado por Sfeir para actuar como particular damnificado, lo cual, obviamente, fue rechazado en la resolución de Costa.



Prigent, de 50 años, fue asesinada de dos tiros en el lateral izquierdo de su cabeza presuntamente el día que desapareció, el 29 de diciembre último.



Tras 10 días de búsqueda, un baqueano encontró su cuerpo en un descampado ubicado a la vera de la ruta 26, en el límite ente Tigre y Escobar.



Desde un inicio los pesquisas sospecharon del viudo, quien finalmente hoy fue apresado mientras su esposa era inhumada en el cementerio de Tigre.
Fuente: 
Télam