Viernes, 13 Enero, 2012 - 07:55

Filmaron en la ruta a un conductor ebrio y registraron una muerte

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El video muestra la previa de un accidente evitable. Avisaron a la policía y no tuvieron respuesta. Imágenes impactantes que registran la irresponsabilidad de un conductor y la muerte de una persona como resultado de estas maniobras. La policía asegura que no pudieron hacer que se detenga, y otros testigos piden a los responsables "que den la cara".

Seis personas murieron en accidentes de tránsito el 1 de enero de 2012. Y al menos una de esas muertes podría haberse evitado: un video difundido hoy muestra a un conductor ebrio que protagonizó un choque donde murió una persona, a pesar de las advertencias de otros conductores.



El hecho ocurrió en la Ruta Provincial 11 a la altura de la localidad bonaerense de General Lavalle. Una camioneta Chevrolet Meriva chocó con un Fiat Palió y mató a su conductor, mientras que otras seis personas resultaron heridas.



Pero el responsable del accidente habría sido el chofer de una Chevrolet S10 que, acaso alcoholizado, manejó imprudentemente y provocó el choque. Su conducta irresponsable fue capturada en video por los ocupantes de otro automóvil, y las imágenes fueron publicadas hoy por el Canal 8 de Mar del Plata:



Las personas que capturaron el video siguieron al conductor de la Chevrolet S10 a lo largo de varios kilómetros y registraron su conducta irresponsable. Intentaron dar aviso a la policía durante 20 minutos, sin obtener respuesta. Incluso pidieron asistencia a un agente de seguridad vial, que tampoco los ayudó. Tras el accidente, en el que un joven de 29 años perdió la vida, el chofer de la camioneta intentó huir y fue detenido, según Canal 8.



"HICIMOS LO IMPOSIBLE PARA DETENERLOS, PERO ELLOS NO FRENARON", DICE POLICIA QUE FILMO ACCIDENTE



Daniel Laterza, el policía marplatense que filmó las escalofriantes imágenes de un accidente vial en la ruta 11, a la altura de la localidad bonaerense de General Lavalle, aseguró hoy que hizo "lo imposible" para detener al conductor de la camioneta que causó la muerte de un joven, quien conducía borracho.



"Si le poníamos la camioneta adelante nos iba a chocar, señas se le hicieron, nos bajamos de la camioneta, los pasamos a la altura de San Clemente y tratamos de pararlos, hicimos todo lo posible", sostuvo el teniente al hablar sobre el siniestro ocurrido el 1° de enero, cuyas imágenes fueron difundidas ayer por Canal 8 de Mar del Plata.



En la secuencia de video, se ve a una camioneta Chevrolet S-10 que va haciendo zig-zag y originando que los autos que circulaban en sentido contrario se tiren a la banquina, mientras que se escuchan los llamados al 911 de un hombre que, desesperado, advierte que va a haber "un muerto" si no llega rápido "un patrullero".



Poco después, el vehículo origina un accidente en el que vuelca un Renault Clio y sale despedido Carlos Díaz, un joven de 29 años, quien iba acostado en el asiento trasero, cae al asfalto y pierde la vida.



El conductor de la camioneta Chevrolet, que iba acompañado por otra persona también alcoholizada, tenía 1,72 gramos de alcohol por litro de sangre cuando lo permitido es 0,5.

Laterza, quien antes del choque iba acompañado por su esposa y sus suegros, persiguió al hombre y logró detenerlo tras balear un neumático.



Consultado el policía se mostró afligido por lo sucedido y dijo que fue "una picardía, realmente una lástima", porque "no tendría que haber sucedido". Y explicó que no tomó la determinación de dispararle a un neumático antes porque había "mucho tráfico en la ruta" y "por ahí iba a ser peor el remedio que la enfermedad".



Laterza, un teniente que presta servicio en la comisaría cuarta de Mar del Plata, contó que a la altura de Santa Teresita vieron que la camioneta iba haciendo zig-zag.



"Pensábamos que se había quedado dormido, nos pusimos a la par de ellos", dijo y agregó que lo hicieron señas pero no se detuvieron, lo que se extendió durante unos 15 kilómetros, "pasando General Lavalle", hasta que en el kilómetro 280 se produjo la tragedia.



"Hicimos lo imposible por poder detenerlos, pero ellos no frenaron", resaltó.

Cuando se le preguntó por qué no llegó ningún patrullero para intentar evitar el accidente, pese a los continuos llamados que él hizo desde su celular, respondió: "No sé lo que pasó, llamamos muchas veces al 911 pero no tuvimos suerte".



TESTIGOS DE TRAGICO ACCIDENTE FILMADO EN LA RUTA 11 PIDEN A RESPONSABLES QUE SALGAN A "DAR LA CARA"



Los suegros del policía que filmó el trágico accidente vial en la ruta 11, el 1 de enero pasado a la altura de la localidad bonaerense de General Lavalle, pidieron hoy a los responsables del Operativo Sol 2012 que salgan a "dar la cara" para dar explicaciones sobre lo sucedido.



"¿No tenés un móvil para moverte, no tenés una radio para llamar?", interpeló Susana, la suegra del suboficial marplatense Daniel Laterza, y aseguró que la tragedia "se podría haber evitado si ellos (por los policías que atendieron el aviso en el 911) pasaban el llamado inmediatamente".



Su marido, Raimundo, objetó que "no salieron a dar la cara las personas que tienen que dar la cara, quién fue el que organizó estos operativos, que pusieron a una policía a la que no le arrancaba el móvil, que pusieron a dos chicas policías con un hombre de civil y tenían una motito" en un puesto en una rotonda.



"En el momento que uno los necesita, tienen que estar, pero tienen que estar con herramientas", expresó el hombre, quien conducía el vehículo, acompañado por su mujer, su hija y su yerno policía, con el que persiguieron a la camioneta Chevrolet S-10 en la que se movilizaban dos hombres "totalmente borrachos".



Esa camioneta causó un accidente en el kilómetro 280 de la ruta 11, pasando General Lavalle, donde un Renault Clio volcó y falleció un joven de 29 años que iba acostado en el asiento trasero y salió despedido, según quedó registrado por el video que logró filmar Laterza junto a sus suegros y su esposa.



En declaraciones al canal Todo Noticias (TN), el matrimonio, oriundo de Mar del Plata, contó que iban a un club de pesca y "a la altura de Santa Teresita fue cuando descubrimos que una camioneta hacia zig-zag" y que los autos en sentido contrario iban "desparramándose, los que por lo menos podían esquivarlo".



Indicó que "a partir de ese momento (Laterza) llama al 911", en varias oportunidades, pero nunca llegó un patrullero. "Estando ebrios como estaban esquivan un puesto policial antes del choque", dijo sobre los ocupantes de la vieja camioneta. En una estación de servicio en General Lavalle, el policía y Raimundo le avisaron a los gritos a un móvil de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), advirtiendo que la camioneta "iba a matar a alguien", pero el agente les dijo que no podía irse del lugar.



Incluso, luego del accidente, el policía Laterza tuvo que perseguir durante "13 kilómetros" y baleó un neumático de la Chevrolet para conseguir detener a los hombres.



Raimundo relató que, en un momento, lo sobrepasó y se bajó del vehículo con su yerno y le hicieron señas a los ocupantes, "que estaban bastante ebrios pero conscientes de lo que estaban haciendo", pero no lograron detener su marcha.



También dijo que en San Clemente le avisaron a la policía pero ellos argumentaron: "No tenemos móvil". Por ello, planteó: "¿Solamente para la ruta 2 es el operativo (Sol)?" y manifestó que dos policías que estaban fuera de servicio y viajaban en un auto ordenaron el tránsito luego del accidente, ya que "era un caos de verdad".



"Yo no culpo a la policía, porque la policía estaba, pero no tienen los móviles", apuntó. En cambio, su esposa, Susana, afirmó que "yo sí le doy un 50 por ciento de culpabilidad". Y enfatizó que "son inoperantes", porque en los llamados al 911 no sabían ni "dónde queda la ruta 11".



Susana aseveró que su yerno estuvo "37 minutos" solo con los dos hombres alcoholizados hasta que llegó un patrullero, que pasó de largo porque se dirigía al lugar del accidente y Laterza los detuvo a las señas. "Lo nuestro no es valentía, es compromiso social, porque podríamos haber sido nosotros las víctimas, nadie está exento", completó la mujer.
Fuente: 
Perfil