Jueves, 12 Enero, 2012 - 07:05

Conflicto en el Güemes: continúa hasta el viernes el paro y "podría extenderse a otros sanatorios del Chaco"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El secretario gremial de la delegación local de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA), Adrián Bellomi, señaló a Diario Chaco que la medida de fuerza, que por ahora se circunscribe a un solo sanatorio de Resistencia (Güemes - Materno Infantil), podría extenderse a otras clínicas y a localidades como Quitilipi, ya que la falta de pago de sueldos y en algunos casos de aguinaldos fue generalizada: “Hay 120 familias afectadas sólo en el Güemes, y más de 3000 en toda la provincia”.







“La realidad es que los trabajadores de la sanidad al día de la fecha en muchos sanatorios no han cobrado los sueldos; las empresas no cumplen con su obligación”, dijo Bellomi, “y esto no viene de este mes, fue en todo 2011 y también en años anteriores”. En algunos casos, aclaró, hubo riesgo de medidas de fuerza si no se cancelaban los pagos de haberes, y los sanatorios pagaron para evitarlas.



“El único medio de subsistencia del trabajador es el salario; si no se puede solventar la propia olla, si los empleados tienen que estar todos los meses pagando intereses por no cumplir con sus obligaciones, y esto se debe a que no se les pagan los sueldos en tiempo y forma, la salida es inevitable”, analizó.



ATSA representa al personal en relación de dependencia de los sanatorios, desde administrativos, mucamas, personal de cocina, maestranza y de enfermería. “De ahora en adelante, por pedido de los trabajadores, no vamos a permitir que el sueldo de la sanidad todos los meses esté afectado”.



La situación del Sanatorio Güemes se produjo “ante la falta de respuesta” de los directivos, y se extenderá hasta el viernes, cuando se hará una nueva reunión en espera de una solución definitiva. De no concretarse, se estudiará extender el paro.



“No descartamos que esto se traslade a otros sanatorios de Resistencia y de la provincia: la Clínica Integral de Quitilipi no pagó sueldos de diciembre ni aguinaldos; la Clínica Saavedra debe sueldos de diciembre; el instituto cardiológico Cordis tampoco pagó diciembre; esto genera malestar en todo el sector”, indicó.



En cuanto a los reclamos de los sanatorios, concluyó: “Es hora de que los empresarios pongan la mano en el bolsillo y solventen las necesidades de sus empleados; que ellos esperen que les paguen sus financistas, sus deudores, pero que no trasladen su situación al eslabón más débil de la cadena, que son los trabajadores”.