Martes, 10 Enero, 2012 - 17:56

Los abogados de la viuda de Soria alegarían la "inimputabilidad"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El juez Juan Pablo Chirinos, que investiga el hecho que terminó con la vida del gobernador de Río Negro, manifestó que los abogados defensores de la viuda, que hasta el momento es la única imputada en el caso, intentarían dejarla afuera de la cárcel alegando que es inimputable por su estado mental.

Chirinos habló del caso y confirmó que "la dinámica de los hechos" ya está "aclarada". Además habló de las presiones que sufre para detener a la mujer de Carlos Soria, que sigue siendo sometida a pericias psiquiátricas



El magistrado que interviene en el caso señaló que hasta ahora la estrategia de los abogados defensores es alegar la "inimputabilidad" de la mujer a causa de su estado mental, y admitió que "en este momento es la única (figura legal) que la dejaría fuera de la cárcel". Sin embargo, advirtió que se trata de "una defensa bastante difícil de probar".



En el mismo sentido, Chirinos explicó que si se constatara que la mujer actuó bajo un estado de "emoción violenta", según lo que establece el Código Penal para el homicidio agravado por el vínculo, le correspondería una pena de prisión de "10 a 25 años". Pero consideró que "no es una estrategia que la defensa use, si quiere dejar a su cliente fuera de la cárcel".



El juez ratificó que "la dinámica de los hechos" ocurridos en la madrugada del 1 de enero en el dormitorio principal de la chacra de los Soria, donde murió el gobernador, ya está "aclarada" y "después habrá que ver la salud mental de los intervinientes".



En declaraciones radiales, Chirinos también contó cómo vive el desarrollo de la causa y sorprendió con una revelación: “En este caso hay muchísima presión para detener a la señora Freydoz. La gente pide que se la detenga, no se sabe bien para qué. Ni siquiera el fiscal lo solicitó".



Agobiado por tanta exigencia, el juez dijo que "lo más complicado son las presiones internas, desde dentro del Poder Judicial". Y en el mismo sentido dijo que, en ocasiones, esa presión la ejercen sus "propias empleadas" del Juzgado que esperan "saber cómo está la causa".



El jueves próximo Chirinos dejará el caso, que será tomado por otro juez subrogante hasta que el lunes venidero se encargue el magistrado a quien le tocó por sorteo el caso, Emilio Stadler.
Fuente: 
Infobae