Martes, 10 Enero, 2012 - 17:41

No somos los únicos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los problemas ocasionados por la demanda energética en estos días, semanas y meses, golpea a Chaco, a la región y al país. Mientras los porteños se familiarizan con los calores que en estas latitudes estamos acostumbrados a padecer, nosotros buscamos maneras ingeniosas de pasarla lo menos mal posible. Y es que estaremos acostumbrados pero a fin de cuentas tenemos el mismo mecanismo de regulación interna de la temperatura que tienen los demás seres humanos.





Casi diariamente asistimos a cortes de suminitro eléctrico en distintos puntos de la provincia, y se nos hizo costumbre leer los “partes” de SECHEEP explicando cómo fue que se incendiaron unos cables o estalló un transformador. Además, así como en los tiempos del dengue veíamos las camionetas de SAMEEP descacharrándolo todo, ahora vemos a las de SECHEEP (o “Al Servicio de Secheep”) debajo de los “palos de luz”. Las cuadrillas trabajan denodadamente a cualquier hora, eso es innegable.



Pero aunque compartimos los padecimientos por desinversión histórica y exceso de demanda con nuestros hermanos correntinos, por lo visto ellos tienen un problema que nosotros no: los empleados de la DPEC (Dirección Provincial de Energía de Corrientes) no se sobresaltan demasiado cuando les revienta una estación transformadora. O al menos eso es lo que sugiere la simpática imagen que acompaña este chismógrafo, confeccionada en la otra orilla del Paraná y desparramada por Facebook como un virus de venganza.