Martes, 10 Enero, 2012 - 08:32

La Alianza le contesta a Capitanich: "Nunca podríamos llamar despilfarro al vergonzoso aumento de sueldos"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Diputados de la Alianza salieron al cruce de las declaraciones de Capitanich en las que asegura que la oposición considera “un despilfarro” el aumento salarial. Aclararon que al hablar de “despilfarro” no se referían a los “miserables” aumentos de salarios sino a “la incorporación desmedida de personal en el Estado y al carnaval de planes, becas y contratos políticos” que lleva adelante la Provincia por “el mal manejo del dinero público”.

El vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados, Luis Verdún fue el encargado de responder “El gobernador no se ha informado correctamente, nunca podríamos haber dicho que consideramos un despilfarro el aumento de salarios siendo que el incremento que otorgó en el año 2011 fue el más bajo del país a pesar de haber sido una de las provincias con mayores ingresos, un vergonzoso 20% en dos veces, 10% en marzo y 10% en agosto cuando los índices inflacionarios cerraron el año con un 30% y las paritarias nacionales estuvieron cercanas al 35%”.



“Al hablar de falta de programas de gobierno, despilfarro, eterno carnaval y mal uso del
dinero público, no hablábamos de salarios señor gobernador, nos referíamos al recambio de más de 100 funcionarios en dos años, a la incorporación desmedida de personal en el estado, el carnaval de planes, becas y contratos destinados a pagar compromisos políticos en vez de otorgárselos a los chaqueños más necesitados”, marcó.



Y continúo enumerando “al desvío de $ 500.000 destinados a la epidemia de dengue para la compra de materiales de construcción quien sabe para qué o para quien, el desvío de fondos destinados para la compra de semillas a pequeños productores, los $ 450 millones aprobados por este bloque en dos oportunidades para la construcción de 5000 viviendas que no se ven o a la aprobación del crédito por $ 180 millones de dólares para el segundo acueducto que nunca comienza, usted mismo ha reconocido que solo hay unos caños que se tiraron al costado de la ruta en tiempos electorales”.



“Cuando decimos que hay mal manejo del dinero público, no nos referimos a los salarios, le cuestionamos que se utilice el avión del estado provincial para irse de vacaciones con su familia y que pagamos todos los chaqueños aunque quiera disimularlo de manera muy gruesa”, dijo.



Explicó que “a pesar de que la provincia del Chaco en estos 4 años ha recibido dinero como nunca antes en la historia y ha conseguido un histórico desendeudamiento y reprogramación de la deuda pública y que
tiene superávit por recaudaciones récords, todo está muy mal”.



Y sentenció: “El gobierno debió pedir dinero para pagar los sueldos, ratificó la emisión de letras del tesoro, están despidiendo trabajadores en toda la provincia, la salud es un caos, la producción jamás ha tenido asistencia seria, la obra social está en crisis por el gran atraso en el
pago a proveedores, a pesar de haber aumentado las tarifas en más del 150%, no hay energía ni agua suficiente, no hay fondos para combatir la inseguridad ni para tantas otras necesidades. A todo esto nos referíamos señor gobernador, no al miserable aumento de sueldos que le ha dado al sector público”.



A modo de conclusión enumeraron un serie de “convenios y acuerdos sospechados de corrupción celebrados en su administración, como con Schocklender, con Macri por Aerochaco, con la
empresa inexistente Champion Game para fiscalizar el juego en el Chaco, o los adelantos de dinero a industrias que nunca se radicaron o el caso de las pensiones truchas.
Pero por ahora sería extendernos demasiado”.