Lunes, 9 Enero, 2012 - 20:18

Corrió 50 kilómetros para ver a su dueña enferma

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el condado Jackson en Oklahoma, un perro hizo este trayecto para visitar a su ama que estaba internada en estado delicado por un derrame cerebral. Desde que llegó, no se separó ni un segundo de ella.

Casey un perro mestizo y callejero, decidió recorrer 50 kilómetros con la esperanza de encontrarse con su dueña, y no separase de ella. Con tan sólo los instintos, el canino logró aparecer justamente en el hospital donde Oleta de 91 años se recuperaba de un delicado estado de salud causado por un derrame cerebral.



La relación entre Casey y Oleta surgió luego de que en una ladera de la zona rural del Condado Jackson en Oklahoma, Casey, fuera hallado con signos de traumatismos y desnutrición, por Kristen Kelly, nieta de Oleta.



Así fue como Oleta, al enterarse del rescate, le pidió a su nieta que le diera al perro como mascota y compañía, sin embargo Kelly en primera instancia decidió negarse a la petición al ver que el enérgico perro no podía quedarse con una persona con tales condiciones de vejez.



Con el tiempo Oleta consiguió la compañía de Casey, quien se convirtió en el mejor amigo, guardían y alegría del hogar. Pero el evento inesperado que afectó la salud de Oleta y que casi le cobra la vida, trajo como consecuencia su traslado al hospital del Condado, por lo que Casey debió volver al cuidado de Kelly, quién debió realizar un viaje y dejar al cuidado del vecino a todas sus mascotas.



Habían pasado tres días y Casey se había escapado del cuidado del vecino de Kristine, y la desaparición del perro más las pocas señales de su existencia hicieron que la noticia fuera dicha a Oleta en el lugar de su recuperación.



Pero una noche el asistente del hospital de ancianos visualizó a un perro con pocas fuerzas con las intenciones de entrar al recinto. Cuando el esposo de Kelly hizo una visita a Oleta al día siguiente, fue informado sobre el visitante de cuatro patas, quien había desaparecido desde hace más de 60 días.



Y así sin explicaciones el perro terminó de nuevo junto a los brazos de su dueña, tras un emotivo encuentro.
Fuente: 
Crónica