Viernes, 6 Enero, 2012 - 15:01

El primer decreto firmado por Boudou: ampliación de la gama de automóviles gravados con impuestos internos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Gobierno dispuso hoy ampliar la gama de automóviles gravados por impuestos internos, al reducir de 212 mil a 150 mil pesos el monto de venta de rodados que queda exceptuado de ese tributo. Autos de más de ese piso pagarán una alícuota de 12,5%, “transitoriamente”.





La medida se adoptó mediante el decreto 1 publicado hoy en el Boletín Oficial, el primero que firmó el vicepresidente Amado Boudou en sus funciones a cargo del Poder Ejecutivo por la licencia médica de la presidenta Cristina Fernández.



La norma también lleva las firmas del jefe del Gabinete de Ministros, Juan Manuel Abal Medina, y de los ministros de Economía, Hernán Lorenzino, y de Industria, Débora Giorgi.



La disposición -que regirá hasta el 31 de diciembre- reduce "transitoriamente" de 212 mil a 150 mil el precio de venta a partir del cual los vehículos quedarán exceptuados de pagar el gravamen.



El decreto precisa que ese parámetro se tomará teniendo en consideración el valor de venta, sin impuestos, e incluidos los opcionales.



Para los que superen los 150 mil pesos, el valor de la alícuota fue fijada en 12,5 por ciento para el caso de automotores.



En lo que hace a las motos, el límite a partir del cual se debe pagar impuesto se redujo de 25 mil a 22 mil pesos y los precios que superen ese valor deberán tributar una alícuota del 10 por ciento en concepto de impuestos internos.



Entre los considerandos del Decreto se indica que "razones de política económica hacen aconsejable practicar las modificaciones propuestas, procurando una mayor equidad tributaria".



Al respecto, los Ministerios de Economía y de Industria emitieron un comunicado conjunto en donde se precisa que la norma se refiere a "los vehículos que se vendan en el país" y que los límites (150 mil pesos para autos y 22 mil pesos para motos) serán calculados sin computar el "IVA y sin el margen de ganancia de los concesionarios".



De acuerdo con el comunicado, la norma está "orientada a una redistribución en la carga impositiva", ya que "un universo de 58 mil vehículos -de los cuales el 95 por ciento es importado de extrazona- tributará este impuesto, que equivale al 6,7 por ciento del total vendido en el mercado nacional en 2011".



"Así, se modifica la base imponible sobre la que se calcula el pago de este impuesto que, hasta fin del año pasado, fue de $212.500 para autos y de $25.000 para motos", especifica el comunicado, que agrega que "si bien el decreto establece un nuevo monto de la base imponible para automotores, mantiene el valor de las alícuotas: los nafteros pagan el 10 por ciento del valor y los gasoleros pagan el 22,5 por ciento". El comunicado puntualiza que "esta nueva medida alcanza a unos 48 mil vehículos nafteros y unos 11 mil gasoleros del universo total de ventas en el mercado interno" y señala que "en la práctica, los vehículos que a partir de 2012 tributarán este impuesto serán los que, puestos en la calle (sumados el IVA y el margen de ganancia de los concesionarios) tengan un precio superior a 199.650 pesos y no afecta a los vehículos de carga ni de pasajeros".



"De esta manera, se dará protección y mayor competitividad a los autos de producción nacional, ya que el 95 por ciento de los nafteros y el 75 por ciento de los gasoleros que superarán el nuevo piso para el pago de impuestos serán vehículos importados de extrazona", expresa la información oficial.



El comunicado destaca que "estos cambios están expresados en el decreto del gobierno nacional que actualiza los montos de la Ley de Impuestos Internos para autos, motos (la alícuota queda en 10%) y embarcaciones (se mantiene la base imponible en 22. mil pesos y la alícuota sube de ocho a 10 por ciento)".
Fuente: 
Agencia DyN.