Miércoles, 4 Enero, 2012 - 10:32

Cientos de militantes están apostados en el hospital de Pilar
El país aguarda noticias de Cristina que esta siendo intervenida por el cáncer de tiroides

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La primera mandataria nacional ingresó al quirófano del Hospital Austral pasadas las 8.20 y es intervenida por el equipo del oncólogo Pedro Saco. El primer parte médico será brindado entre las 11 y 11:30 por el vocero presidencial, Alfredo Scocimarro. Cientos de militantes realizan una vigilia en la puerta del centro de salud de Pilar.

Comenzó esta mañana la operación a la que se somete la presidente Cristina Kirchner por su cáncer de tiroides, en el Hospital Austral, de Pilar.




Tras la cirugía, Cristina Kirchner deberá quedar internada durante 72 horas y luego continuaría su recuperación en su domicilio particular de El Calafate hasta el 24 de enero, lapso en el que el vicepresidente Amado Boudou quedará al frente del Poder Ejecutivo.



El primer parte médico será brindado entre las 11 y 11:30 por el vocero presidencial, Alfredo Scocimarro.



La Presidente permaneció durante la jornada de ayer en Olivos y recibió allí al doctor Pedro Saco, a cargo de la operación, con quien mantuvo una reunión para ultimar los detalles de la intervención quirúrgica.



Saco es uno de los especialistas más reconocidos en cáncer de cabeza y cuello, y había calificado como "un privilegio" operar a la mandataria, al tiempo que se manifestó "optimista" sobre la recuperación de la Presidente.



La intervención durará entre dos y tres horas y allí se le extraerá por completo el tumor alojado en la glándula tiroides, encargada de recibir hormonas desde el cerebro y regular el metabolismo del cuerpo.



Según indicaron fuentes oficiales a Noticias Argentinas, en la residencia presidencial de El Calafate están todos los preparativos para que regrese allí y realice el posoperatorio durante los 16 días restantes de la licencia médica.



De todos modos, su viaje a la villa aún no estaba confirmado, ya que los médicos no descartan la necesidad de que la mandataria permanezca cerca de los especialistas que se ocuparán de su seguimiento.



Mientras tanto, militantes de distintas organizaciones kirchneristas comenzaron a instalarse desde el domingo frente al Hospital Austral con el fin de hacer una vigilia en apoyo a la mandataria.



El carcinoma papilar que se le detectó a Cristina Kirchner es el cáncer más común de la glándula tiroides y tiene alta tasa de curación.



De acuerdo a lo que había informado el Gobierno, "no hay existencia de metástasis", por lo que no se encuentra ramificado ni mantiene comprometido a ningún otro órgano.
Fuente: 
Infobae