Martes, 3 Enero, 2012 - 21:13

El Municipio clausuró un supermercado y decomisó mercadería no apta para el consumo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Continuando con los operativos de control enmarcados en el Programa Resistencia Saludable, perteneciente al Plan de Estado Resistencia 2020, la comuna capitalina decomisó cerca de 300 kilos de alimentos en mal estado y clausuró un supermercado ubicado en avenida San Martín al 1100 aproximadamente. La mercadería secuestrada será entregada a la Fundación de Osvaldo Vignau.

El operativo, realizado por personal de Bromatología
municipal, fue dirigido por la Jueza de Faltas doctora Alicia Gutiérrez, acompañada además por el Subsecretario de Control Público, y se secuestraron un poco más de 300 kilogramos en distintos alimentos.



La jueza explicó que “al comenzar el control fitosanitario se comprobó la presencia de gorgojos en paquetes de arroz, tanto de medio como de un kilogramo, y también en otros alimentos cercanos como ser polenta”.



Relató además que “también fueron secuestrados, dulce de leche, por estar vencidos; tomates enteros, garbanzos, choclo en crema, lentejas, caballa, productos enlatados por presentar abolladuras que hacen romper la protección interna sanitaria, ya que los productos entran en contacto con la hojalata y se contaminan los alimentos”.



“Otros productos
decomisados fueron, mayonesa, aderezos, discos de empanada, arroz con leche, por
estar vencidos. Otro caso fue el de las suprema de pollo, que además de estar vencidas estaban en un lugar no apto para su comercialización”, explico la Jueza.



Para finalizar detallo que, “una gran cantidad de quesos blandos fueron incautados, algunos por estar vencidos y otros porque fueron expuestos a la rotura de la cadena de frío, así como pan rayado por no presentar registro acorde para la venta donde se detalle, la fecha de elaboración y el vencimiento”.



CLAUSURA PREVENTIVA

Por su parte el subsecretario de Control Público Facundo Sampayo, destaco el accionar de los inspectores de Bromatología, por detectar productos infectados que estaban a la venta; “se procedió a notificar al dueño del local, quien entendió la importancia del control y se comprometió a poner mas énfasis en la prevención de infecciones, y se decidió la clausura preventiva de la actividad comercial hasta que se desinfecte el local, ya que se constató la presencia de cucarachas y materia fecal de ratas”.



Prosiguió Sampayo, “también hemos advertido al titular del comercio por el mal acopio de alimentos perecederos, que presentaban contaminación aérea, al igual que las verduras que se encontraban junto a los productos de limpieza”.