Martes, 3 Enero, 2012 - 19:50

Menos optimismo para 2012
La inflación y la presión sindical, principales preocupaciones de empresarios argentinos según relevamiento

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La encuesta Percepción Empresarial de la Coyuntura, del Instituto Universitario Escuela Argentina de Negocios, arrojó que el 54 por ciento de las empresas consultadas estimó que la situación económica local desmejorará `algo o mucho´ en el 2012, mientras que un 16,6 por ciento opinó que mejorará, y el 28,94 por ciento que se mantendrá sin cambios.





Asimismo, en términos del panorama general del país, el 43 por ciento cree que se deteriorará, frente a un 40 por ciento que señaló que permanecerá sin cambios.



El informe destacó que estos porcentajes "son más altos" que los de las mediciones anteriores llevadas a cabo a mediados de 2011 y de fines de 2010.



Al ser consultados sobre cuáles piensan que son los principales problemas para el gobierno en el futuro más cercano, las empresas mencionaron a la inflación (47 por ciento) y la presión sindical (21,5 por ciento) como las principales preocupaciones, desplazando a la inseguridad que aparecía en los primeros puestos en mediciones anteriores. Según el sondeo, el 58,7 por ciento cree que la inflación será mayor en los próximos 12 meses, y que será el problema más importante para el Gobierno, mientras que el 35,3 por ciento dijo que continuará igual.



En este sentido, el 74 por ciento de los empresarios juzgó que "el gobierno no tendrá éxito en su política antiinflacionaria".



Entre los factores que sobresalen como obstáculos que afecta al empresariado, identificaron en primer lugar la inflación (57 por ciento); le siguen los conflictos y presiones salariales, y las restricciones a las importaciones (con 19 y 13 por ciento, respectivamente).



El informe remarcó que la encuesta reflejó "un empresariado conforme con la evolución de su empresa, con perspectivas todavía favorables en materia de ventas y empleo, aunque menos optimista que en los anteriores relevamientos".



Así, un 49 por ciento proyecta que las ventas en su empresa se mantendrán en 2012, mientras un 40 por ciento espera un aumento.



En cuanto a las inversiones, un 51 por ciento sostuvo que se mantendrán igual y un 26 por ciento que subirán.



Con respecto a la dotación de personal para 2012, el 43 por ciento de los encuestados planea incrementarla, contra un 46 por ciento que prevé conservarla igual.



Por otro lado, el principal desafío que deberá enfrentar la conducción de una empresa para 2012 se vincula con la presión por obtener la rentabilidad (17 por ciento), seguido por encontrar capacidad para generación de nuevos proyectos (16,5 por ciento) y lograr el compromiso con el personal (15 por ciento).
Fuente: 
Agencia DyN.