Martes, 3 Enero, 2012 - 19:33

Suspenden el ingreso de hacienda desde Paraguay por aftosa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La Argentina mantiene el estado de "alerta" y "suspendido el tránsito" de vacunos procedentes de Paraguay ante los recientes casos de fiebre aftosa detectados en un establecimiento ganadero del vecino país, según indicó hoy el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

Tras la detección de un nuevo foco de aftosa en un establecimiento ubicado en San Pedro, a 400 kilómetros al norte de Asunción, las autoridades sanitarias locales reforzaron la dotación de personal en las zonas de frontera y ordenaron la adopción de "medidas extraordinarias de control y prevención para evitar el ingreso, por cualquier medio, de enfermedades vesiculares exóticas o de alto riesgo".



A través de un comunicado, las autoridades locales informaron que mantienen "en forma preventiva" restringido "el ingreso (de vacunos) a la Argentina tanto como importación o tránsito a terceros países, de toda mercadería originaria de Paraguay que pueda vehiculizar el virus de la fiebre aftosa".



Tras finalizar la segunda campaña de vacunación contra la aftosa en todo el país, el SENASA mantiene en alerta a un puesto de frontera en Salta, en el límite con Paraguay; y también otros seis en Formosa, uno en Chaco, 17 puestos en Corrientes y Misiones, y tres en Entre Ríos.



Así las autoridades sanitarias locales mantienen el estado de prevención y control propuesto a partir de la resolución 684, del 19 de setiembre de 2011.

Según informaron agencias internacionales, el presidente del Servicio Nacional de Salud y Calidad Animal (SENACSA), Daniel Rojas, informó que "se ha confirmado el rebrote de fiebre aftosa y el resultado positivo de las pruebas fue informado a la Organización Internacional de Salud Animal (OIE, organización Internacional de Epizootias)".



El SENACSA de Paraguay indicó que un foco de fiebre aftosa fue detectado en el establecimiento Nazareth, propiedad de Gustavo Trubger Aquino, que está ubicado en la localidad de Aguaray, en el distrito de San Pedro del Ycuamandiyú, a 400 kilómetros al norte de Asunción.



Allí, sobre un total de 154 cabezas analizadas, 23 animales tuvieron una reacción positiva a la fiebre aftosa, revelaron medios periodísticos del Paraguay.



Los máximos directivos del servicio pecuario paraguayo indicaron que en el establecimiento mencionado se constató la existencia de "animales con sintomatología compatible a enfermedad vesicular" y aclararon que el análisis de dicha hacienda arrojó "resultados positivos al virus tipo O de la fiebre aftosa".



Por ello, Paraguay dispuso convocar en las últimas horas al Sistema Nacional de Emergencia Sanitaria Animal (SINAESA) ante la gravedad que revestía el caso y se procedió a dar la comunicación pertinente a la OIE.



Asimismo, se solicitó también la intervención y asistencia de técnicos del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (Panaftosa).



La noticia generó un fuerte cruce entre los directivos del SENACSA y el dueño de la hacienda afectada, Trubger Aquino, que también sumó la crítica del titular de la Asociación Rural paraguaya, Juan Néstor Tito Núñez, contra la gestión del organismo oficial.



El SENACSA anuncio la posibilidad de sancionar al productor pecuario, a quien responsabiliza de los casos de aftosa detectados, en tanto que Trubger Aquino culpó, por su parte a las autoridades sanitarias de Paraguay, y reclama una indemnización para permitir el sacrificio de los animales afectados.
Fuente: 
Agencia DyN