Martes, 3 Enero, 2012 - 19:08

Venado Tuerto
Preocupación de 540 empleados de Swift ante el posible cierre de una fábrica

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los 540 empleados del establecimiento cárnico están preocupados porque desde hace 20 días no se faena. Esperan que se defina el futuro de la planta. "Queremos tener la mayor certidumbre para no generar pánico en la gente", comentó el diputado Darío Mascioli, en relación a qué sucederá con la empresa.

Centenares de trabajadores del frigorífico Swift de ésta ciudad se mantienen en alerta frente al establecimiento cárnico. Hay incertidumbre en los trabajadores ya que se presume que la planta cerraría sus puertas o concentraría todo su trabajo en la ubicada en Rosario.



Lo concreto es que la empresa hace 20 días que no faena y en la jornada de ayer los trabajadores entraron en garantía horaria hasta el 9 de enero, fecha en que se definirá el futuro de la planta. El Swift arribó a Venado Tuerto tras el cierre del Cepa. Pertenece a la firma brasilera JBS y en nuestra ciudad gran parte de la faena era exportada a Israel.



El frigorífico faenó por última vez el 17 de diciembre del año pasado y a partir de esa fecha los trabajadores se tomaron vacaciones obligatorias hasta que volvieron a sus puestos de trabajo pero con la noticia de que la planta no tendría posibilidades de otorgarles trabajo.



El diputado Darío Mascioli se puso al frente del tema con el objetivo de encarar una serie de gestiones que redunden en evitar el cierre de la planta. Además desarrolló durante varios años, funciones en la secretaria de Producción de la municipalidad de Venado Tuerto. Concretamente era el titular de esa área clave.



“Con el intendente estamos siguiendo muy de cerca el tema del frigorífico, porque están afectadas 540 familias. Queremos tener la mayor certidumbre para no generar pánico en la gente. Estamos en estos días tomando contacto con la gente del sindicato de la Carne y con los empleados de Venado Tuerto, para interiorizarnos sobre la problemática”, manifestó Darío Mascioli.



Lo cierto es que el personal “entró en garantía horaria para retomar tareas a partir del 9 de enero. Esto es en función de que la empresa está tratando de cerrar contrato con un mercado, lo que permitiría tener una matanza de animales permanente. La industria cárnica es un mercado muy sensible, producto de la baja en el consumo per cápita en Argentina, la administración de los Roes de exportación y la falta de ganado, generan un combo complicado y sensible”, agregó.



No obstante el rumor más fuerte es que a los trabajadores le habrían ofrecido el retiro voluntario o el telegrama de despido y están pasando de a dos por la oficina de recursos humanos de la empresa para conocer la propuesta. Por lo pronto los trabajadores se encuentran agolpados frente a la planta ubicada sobre la ruta 33.
Fuente: 
La Capital de Rosario