Martes, 3 Enero, 2012 - 07:05

El juez ordenó custodiar a la viuda de Soria por miedo a un suicidio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El magistrado Juan Pablo Chirinos, que investiga la muerte del gobernador de Río Negro, le "asignó una custodia permanente" a Susana Freydoz para evitar "una medida desesperada". Aclaró que no pedirá la prisión preventiva de la mujer, pese a ser la única investigada en la causa. Este martes se conocerán los resultados de las pericias.

El juez de instrucción Juan Pablo Chirinos, que investiga la muerte del gobernador de Río Negro, Carlos Soria, indicó esta mañana que Susana Freydoz tiene asignada una custodia permanente desde el momento del hecho porque existe el temor de que la mujer intente quitarse la vida.



"El médico que la revisó primero dijo que la mujer no estaba en condiciones de declarar, que estaba shockeada y que el peligro más grande que había era que tomara una medida desesperada", explicó el magistrado en declaraciones radiales.



El magistrado reconoció además que "sí" existe temor ante la posibilidad de un eventual intento de suicidio por parte de la viuda del mandatario rionegrino, por lo que detalló que dispuso una "custodia" permanente.



El juez de instrucción señaló además que se extrajo sangre para determinar si había alcohol u otras sustancias, ya que en el momento en que llegó el perito, la mujer "estaba en un estado de shock y medicada por ella misma".




Chirinos aclaró también que no pedirá la prisión preventiva de la mujer, pese a ser la única investigada en la causa, ya que no existe peligro de fuga ni de que entorpezca la investigación.



El gobernador rionegrino Carlos Soria fue encontrado semidesnudo sobre su cama en la madrugada del 1 de enero con un disparo en la cabeza (ver nota relacionada). Para finalizar, el magistrado explicó que todas las declaraciones que hizo Freydoz tras el trágico desenlace "nunca las realizó frente a un juez ni con su abogado presente y no son válidas para el proceso".



LAS HIPÓTESIS



En primer lugar, uno de los datos que se supo es que según indicó el presidente del Superior Tribunal de Justicia de Río Negro, Víctor Sodero Nievas, la mujer del gobernador Carlos Soria, Susana Freydoz "tenía marcas compatibles con una lesión leve", cuando se presentó ante autoridades judiciales horas después de la muerte de su marido.



Dos pruebas clave comprometen a la viuda: el test de parafina habría encontrado restos de pólvora en sus manos y además se pudo determinar que el disparo se realizó desde más allá de 50 centímetros de distancia, pues en la autopsia no se encontraron rastros de pólvora en los bordes de la herida. No hubo tatuaje, explican los forenses. Es decir que la idea de que hubo una pelea o un forcejeo donde el matrimonio disputó el arma, empieza a quedar en dudas porque es factible que el disparo se haya realizado desde una distancia mayor.



Para Sodero Nievas, que maneja la información del sumario policial, "se trató de un homicidio debido a un conflicto conyugal". Aunque aún están en duda las causas de la pelea: el juez de la Corte dijo que evalúan dos hipótesis como posible foco del conflicto.



Una de esas ideas que se manejan es una supuesta infidelidad de Soria, un hombre de carácter fuerte, que no esquivaba las disputas. Supuestamente Soria le habría planteado que se instalaría en Viedma, en la residencia oficial del gobernador, pero sin ella, lo que hizo estallar a su mujer, cansada de sufrir destratos y ante la sospecha de que el mandatario provincial tuviera una relación paralela. Había una situación de hartazgo ante los maltratos, dijo el juez.



La otra hipótesis, según reconoció Sodero Nievas, se vincula con que la disputa conyugal fue provocada por la llegada a esta ciudad de un hijo del matrimonio, que trabaja en la SIDE, con su pareja, homosexual, lo que hizo estallar al padre. La madre salió en defensa del hijo y así estalló la disputa.