Domingo, 1 Enero, 2012 - 19:39

En 12 días murieron en confusas circunstancias tres funcionarios de gobierno

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La racha luctuosa comenzó en Urugay el 20 de diciembre con la muerte del joven economista Iván Heyn, quien hace pocos días había jurado como Subsecretario de Comercio Exterior. Una semana despúes, hallaron ahorcado al cónsul interino en Bolivia, Antonio Deimundo Escobar y este domingo causó conmoción la noticia sobre la muerte del gobernador de Río Negro, Carlos Soria que recibió dos disparos en la cabeza por un supuesto "accidente doméstico".

En los últimos días una seguidilla de muertes del arco político oficialista conmocionó a la opinión pública. Todos habían asumido sus cargos hace pocos días.



Los hechos luctusos comenzaron con la muerte de Iván Heyn, funcionario del gobierno nacional, economista de La Cámpora y presidente de la Corporación Puerto Madero fue encontrado muerto esta mañana en Montevideo, donde había viajado junto a la presidenta Cristina Kirchner para participar de la cumbre del Mercosur.



El joven de 33 años había asumido su cargo hace una semana y su muerte causó gran estupor. La Presidente en un discurso se mostró visiblemente dolida por la partida de Heyn. Heyn, pese a su juventud, contaba con una larga trayectoria de militancia. Luego de la crisis del 2001 pasó a consolidar su actividad política y fue presidente del la FUBA. Además mantenía una estrecha relación de amistad con Máximo Kirchner.



Las causas de su muerte que en principio hablaban de suicidio son confusas y todo apunta a que fue un accidente en medio de un juego sexual.



LAS DUDAS SOBRE EL CÓNSUL


Una semana despues encontraron ahorcado a  Antonio Deimundo Escobar, quien  estaba encargado del Consulado en la localidad de Yacuiba. "Estaba ahorcado, colgado", declaró la policía. Fue hallado sin vida en su propia casa y se habría ahorcado hace tres días. En las próximas horas la policía boliviana dará un parte de prensa oficial.



La policía boliviana halló este martes muerto al cónsul interino de Argentina, Antonio Deimundo Escobar, en el poblado fronterizo de Yacuiba, informó la policía de esta localidad en el extremo sur de Bolivia.



"Hoy día (martes) se lo ha encontrado a eso de las 10 de la mañana, estaba en el tercer piso de la casa donde está el consulado, en un dormitorio", afirmó por teléfono a la AFP el policía Christian Vargas, quien acotó que "estaba ahorcado, colgado". Hasta el momento se desconocen las circunstancias de su muerte.



Escobal, que ya cumplió funciones en el consulado de Curitiba, Brasil, había asumido hacía sólo una semana en Yacuiba, una localidad de unos 80.000 habitantes que limita con la provincia de Salta y es uno de los principales pasos fronterizos para el comercio y el turismo, así como un importante paso de tráfico de drogas entre Bolivia y la Argentina.



Escobal había sido designado con anterioridad embajador en la India, pero por un problema familiar fue enviado al vecino país.



AÑO NUEVO Y ESTUPOR EN RÍO NEGRO


Este domingo, primer día del año la tragedia llegó a la provincia de Río Negro. En horas de la madrugada el gobernador Carlos Soria, que había asumido la gobernación hace 21 días, murió de dos disparos en la cabeza.



Soria se encontraba en su quinta de General Roca, y minutos antes había finalizado el festejo de año nuevo con sus familiares. La explicación oficial señala que su muerte se debió a un "accidente doméstico". Sin embargo algunos sospechan de su esposa, Susana Freydos que fue demorada y ya habría prestado declaración ante la Justicia.



El gobernador rionegrino fue hallando muerto en su dormitorio, semidesnudo y algunos testigod dijeron que habría mantenido una discusión con su señora minutos antes.



DIPUTADO, INTENDENTE, MINISTRO, JEFE DE LA SIDE Y GOBERNADOR POR 21 DÍAS

Histórico dirigente del PJ, Carlos Soria llegó a desempeñar distintos cargos dentro de la función pública, incluso en la titularidad de la Secretaría de Inteligencia (Side), hasta que llegó a la Gobernación rionegrina en diciembre pasado, tras casi treinta años de hegemonía radical en la provincia.



En 2011, con el Frente para la Victoria, Soria hizo historia en Río Negro al desbancar al radicalismo de la titularidad de la provincia que tenía desde el retorno de la democracia en 1983.



La relación con la Casa Rosada había mejorado en el último año electoral, aunque su vínculo con el kirchnerismo había tenido varios puntos de tensión, el más alto en 2002, cuando la presidenta Cristina Fernández denunció que la SIDE, que Soria manejaba, espiaba al entonces gobernador de Santa Cruz, Néstor Kirchner.



Soria nació en la ciudad bonaerense de Bahía Blanca en 1949 y estaba casado con Susana Freydoz, con quien tenía cuatro hijos.



En 1962, se trasladó junto a su familia a la localidad rionegrina de General Roca, para alejarse de la persecución contra su padre, Ernesto Soria, activo militante peronista que había sido detenido en varias oportunidades.



En Río Negro comenzó su carrera política -tras recibirse de abogado en 1973- y volvió a la provincia de Buenos Aires cuando Eduardo Duhalde era gobernador provincial y lo convocó, en octubre de 1999, para ser ministro de Justicia.



Fue funcionario provincial por dos meses, ya que en diciembre asumió como diputado nacional por ese distrito.



Luego, cuando Duhalde asumió la Presidencia volvió a convocarlo para hacerse cargo de la jefatura de la SIDE.



En ese lugar comenzó la relación complicada con los Kirchner, ya que la actual Presidenta denunció que la SIDE que manejaba Soria espiaba a Néstor Kirchner.



Luego, con el santacruceño en la Presidencia, Soria volvió a Río Negro y fue electo intendente de General Roca entre 2003 y 2011, cuando fue reemplazado por su hijo para asumir la Gobernación provincial.



Llevaba sólo 21 días en el cargo cuando este domingo falleció en un confuso episodio en una chacra de su propiedad cerca de General Roca.



Había accedido a la gobernación provincial tras imponerse en las elecciones con el Frente para la Victoria por el 49,11 por ciento de los votos, con casi 14 puntos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, el radical K César Barbeito.