Sábado, 31 Diciembre, 2011 - 18:29

Las escasas lluvias ya preocupan a una parte del sector agrícola-ganadero del norte argentino

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La falta de agua por efecto del fenómeno climático La Niña está comprometiendo parte de la cosecha. Para la soja, el pronóstico sería similar y los ganaderos también están afectados

Los cultivos de soja y principalmente de maíz  de la zona norte argentina de la campaña 2011/12, estarían  están muy golpeados por la escasez de lluvias provocada desde hace semanas por el fenómeno climático La Niña.



La mayoría de los expertos coincide en que la situación, por el momento, dista de la gravedad que tuvo la feroz sequía del ciclo 2008/09, cuando la cosecha de soja fue de apenas 31 millones de toneladas y la de maíz de 13,1 millones, cerca de la mitad de los pronósticos para la actual campaña.



Sin embargo, desde algunos sectores agropercuarios señalan en  que es imperioso que llueva. "La mayoría de los cultivos de maíz sembrados en fechas tradicionales están entrando en floración y necesitan agua, cosa que no tienen", advirtieron.







"Va a faltar maíz respecto de lo que se esperaba, va a haber una cosecha menor de la que se esperaba", dijo Gorostiaga, aunque aclaró que la situación no es tan critica con otros cultivos.



Hasta el miércoles pasado, los algunos productores habían plantado el 86% de los 4,9 millones de hectáreas que se destinarían al cereal 2011/12, un progreso intersemanal de apenas 2 puntos porcentuales y 3 puntos por delante del ritmo reportado en similar fecha del año pasado. Hay que recordar que la Argentina es el segundo mayor exportador global de maíz, un grano más vulnerable a la falta de humedad que la soja.



En tal sentido, algunos productores  explicaron que, como la soja tiene dos fechas de siembra, lo que se tiene que cosechar en esta época tiene algunos problemas. "Como no se pudo sembrar en algunas regiones, habrá menos volumen de soja para el año que viene", sostuvo.



Con respecto al ganado, señalaron que la situación de los productores dependerá del nivel de reservas que puedan haber realizado. "Los que venían arrastrando sequía están complicados, pero los que tuvieron buena primavera pudieron hacer algo de reserva y están viviendo de eso".
Fuente: 
Infobae