Jueves, 29 Diciembre, 2011 - 19:12

Lisboa agradecido
Salud evaluó a casi 5000 policiás para determinar si tenían un corazón saludable

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Autoridades del Ministerio de Salud y la Policía del Chaco expusieron los resultados del programa que se implementó en julio pasado. El mismo contempló un relevamiento integral del estado de salud de las fuerzas de seguridad, mediante la realización de análisis clínicos y de laboratorio.

Con la evaluación médica de 4722 efectivos, concluyó el Programa de Detección de Factores de Riesgo Cardiovascular en el Ámbito Policial. La iniciativa, impulsada por el Ministerio de Salud con el apoyo de la cartera de Gobierno, se enmarca en las políticas sanitarias de prevención para la reducción de la mortalidad y morbilidad por enfermedades crónicas no transmisibles.



El plan, que se realiza por primera vez en la provincia, continuará con la realización de controles periódicos a cargo de la División de Sanidad Policial. En conferencia de prensa, realizada esta mañana en la Sala “Escobar-Pezzano” de Casa de Gobierno, el ministro de Salud, Francisco Baquero, el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Darío Gómez y el jefe de la Policía, Hugo Lisboa, destacaron la importancia del programa. “Esto redunda en beneficio de todo la población, pero específicamente de aquellos que están en una actividad tan delicada y tan sensible como son las fuerzas de seguridad”, aseguró el ministro.



Comentó además que el trabajo se realizó durante seis meses en toda la provincia con personal de la cartera sanitaria –médicos, enfermeros, bioquímicos-. Detalló que se analizaron 4722 efectivos policiales, a quienes se les realizó una serie de análisis clínicos y de laboratorio para detectar la presencia de factores de riesgo. Finalmente, señaló que a partir del conocimiento real del estado de salud de los oficiales, se realizará un seguimiento permanente de los mismos.







ESTADÍSTICAS NORMALES



Por su parte, Gómez destacó la relevancia del programa en el marco de las políticas de prevención encaradas por el Ministerio de Salud para reducir la morbi-mortalidad por enfermedades crónicas. “Tales patologías son responsables de, aproximadamente, del 50 por ciento de las enfermedades y muertes de la provincia”, explicó el funcionario. A la par, destacó que en los últimos cuatro años esos valores se redujeron en un 10 por ciento.



Por otra parte, consideró “muy positiva” la intervención del Estado para garantizar la salud del personal de las fuerzas de seguridad. “Tenemos la responsabilidad de facilitar a todos el acceso a la salud pública”, consideró.



En cuanto a los resultados del programa, comentó que los datos obtenidos tras el relevamiento son normales en lo que respecta a estadísticas de enfermedades de riesgo y prevalencia de las mismas en la población en general. “La Policía forma parte de nuestra población y por lo tanto tiene la misma posibilidad de riesgo que tenemos todos”, dijo el funcionario.



Además, destacó la receptividad y predisposición de la conducción de la fuerzas para la implementación del programa y el cumplimiento de los plazos acordados para la elaboración del relevamiento. “Esto nos permite tener el conocimiento real de cuál es el estado de salud del personal de la policía y tener también una política de intervención”, expresó. Finalmente explicó que se realizará tratamiento, seguimiento y control anual de la evolución del paciente.







AGRADECIMIENTO E IMPORTANCIA




A su turno, Lisboa relató que el programa fue la puesta en acción del convenio firmado el 4 de julio pasado entre los Ministerios de Salud y Gobierno. Remarcó la importancia del control médico para ese sector, “ya que por cuestiones laborales, no concurren habitualmente al médico si no tienen algún síntoma específico”. “Esta información nos sirve para resguardar la vida de nuestros hombres y a la vez saber con qué material disponemos para las tareas inherentes y especificas”, expresó.



Comentó que los efectivos fueron notificados de su estado de salud e inmediatamente recibieron atención médica aquellos que los requerían. “Fue una atención y asistencia personalizada con un gabinete de trabajo que se conformó a tal fin”, destacó. En este sentido agradeció a los profesionales de la salud que se abocaron a la tarea.