Jueves, 29 Diciembre, 2011 - 15:41

Corrientes
Un anciano confesó haber matado al nene de 1 año en Esquina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El periodista de Esquina, Marcelo Benitez, informó que el anciano detenido, Luís Juani (83), habría confesado cómo mató al niño que estaba desaparecido desde el domingo 25. Cabe destacar que el pequeño Gerardo fue encontrado el día de ayer sin los brazos, heridas en el abdomen y un fuerte golpe en la cabeza. El caso fue caratulado como homicidio.

Finalmente la intensa búsqueda que mantenía en vilo a Corrientes tuvo el peor desenlace. Gerardo de un año y 8 meses de vida, fue hallado muerto en una zona de bañado a casi 300 metros del lugar donde lo vieron por última vez.



El fiscal de Instrucción, Carlos Gallardo, que estuvo al frente de la pesquisa desde que se conoció la noticia de la pérdida del menor, calificó el caso como una “muerte traumática y dudosa”. Como primera medida fueron detenidos en calidad de sospechosos, un matrimonio de ancianos que residen en el barrio Santa Librada ubicado en la Primera Sección de esa ciudad. Fueron identificados como Eusebia González de 71 años y Luis Juani de 83. Por el momento permanecen alojados en la comisaría local en carácter de incomunicados. Hoy serán citados a declarar.



En declaraciones a la prensa el fiscal manifestó que el hallazgo se produjo en la siesta de ayer, alrededor de las 15. “Se nos avisó que se había dado con el cuerpo del menor. Nos constituímos en el lugar y pudimos ratificar que se trataba del niño extraviado. Se lo sacó del centro del bañado y corroboramos el deceso, que de acuerdo a los primeros exámenes médicos no fue natural sino más bien traumática”.



“El estado de su cuerpo evidencia signos de violencia. Ahora la investigación tomó un rumbo diferente y nos orienta hacia otro sector”. Por ahora y en base a lo que pude observar, el niño presentaría varios golpes y dislocación del hombro. Es una muerte traumática”.

En tanto fuentes ligadas a la pesquisa precisaron que la víctima no tenía los brazos y que fue devorado por los peces, en la zona del abdomen.



El cuerpo fue trasladado por la noche al Instituto Médico Forense al fin de que se le realice la correspondiente autopsia médico legal y determinar así, en forma fehaciente, las causales del deceso.



Cabe recordar que el caso como lo adelantó este medio, ocurrió el domingo, cuando Lorena Carrera de 27 años y su esposo Mario Vázquez de 39, denunciaron en la comisaría la desaparición de uno de sus hijos de nombre Gerardo.



Ese día la familia Vázquez, que reside en una casa ubicada en la intersección de las calles Roque Saenz Peña y Constitución en la zona urbana de Esquina, decidió visitar a una tía que reside en una vivienda situada en el barrio Santa Librada ubicado en la Primera Sección de esa ciudad. Alrededor de las 13 los tres niños se fueron a jugar a la casa de una señora de nombre Regina, que vive a unos 200 metros del lugar donde estaban sus padres. Cuanto los menores regresaron le manifestaron que Gerardo se había quedado solo, en un tra-mo del camino, bajo un árbol. Fueron a buscarlo pero no lo hallaron y a partir de allí se inició la búsqueda de la que participaron la División Canes compuesto por un grupo de perros rastreadores, efectivos de la División de Delitos Complejos, de la Brigada de Goya, bomberos voluntarios, personal municipal, policías de la comisaría local y personal del Priar montado a caballo. Durante el lunes y martes se desagotaron varias alcantarillas, aljibes y pozos ciegos, pero no encontraron nada.



Ante el rumor de que el niño habría sido subido a un automóvil y por las contradicciones en sus dichos, Lorena Carrera de 27 años y su esposo Mario Vázquez de 39, fueron demorados y alojados en la dependencia. Luego de que declararan por varias horas, fueron liberados en el anochecer el martes y ayer se sumaron a las tareas de rastrillaje. Cuando les informaron de la muerte de su hijo se quebraron emocionalmente y debieron ser asistidos. La noticia del hallazgo sin vida del menor que presentaba el cuerpo mutilado, causó gran conmoción en Esquina. Nadie se imaginaba el trágico suceso y mucho menos, que la pareja que los tres niños fueron a visitar, son los que hoy están acusados de homicidio.