Miércoles, 28 Diciembre, 2011 - 12:52

Cristina habló de su estado de salud, agradeció muestras de cariño y "le suspendió" las mini-vacaciones a Boudou

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

“Todos los funcionarios que pensaban irse se van a tener que quedar”, dijo la presidenta Cristina Fernández en su discurso desde la Casa Rosada, y resaltó la importancia de que un vicepresidente “piense igual” que el titular del Ejecutivo ante eventualidades como la de su internación o, citó, "la ausencia o la muerte": “La biología enseña derecho constitucional más que los jurisconsultos”, reflexionó. También refirió que el primero en transmitirle su solidaridad fue el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.



Los primeros mandatarios en llamarla para desearle fuerza fueron Hugo Chávez, a quien CFK saludó como “mi querido amigo”; Sebastián Piñera, Juan Manuel Santos y Fernando Lugo. Estaba pendiente una conversación con Dilma Roussefff.



“Quiero pedirles a todos ayuda, a los gobernadores e intendentes, a nuestro vicepresidente que se va a tener que hacer cargo del Poder Ejecutivo Nacional” para que colaboren en la búsqueda de salidas necesarias para el país en el corto plazo.



Sobre el reemplazo “de emergencia” de Boudou, dijo: “Yo pensaba: cómo la biología enseña Derecho Consitucional más que los jurisconsultos, porque durante buena parte de mi gestión, sobre todo desde julio de 2008, se planteaba casi como una obligación que el presidente pensara diferente a lo que piensa el presidente”. En situaciones como la actual, añadió, si el vicepresidente tuviese la intención de, por ejemplo, apostar al enfriamiento de la economía, no habría ventajas en su pensamiento “alternativo”.



Además bromeó sobre las posibles críticas a estas expresiones por parte de algunos medios y sectores de la oposición: “Yo imagino el título de las revistas de mañana: presionó al vicepresidente para que haga lo que ella quiere. Autoritaria y hegemónica”. Después de las risas, aclaró: “No es broma”.



Finalmente dijo que así como ella debió suspender los días que tenía previsto descansar a partir del 2 de enero en El Calafate, también Amado Boudou, que le “había pedido unos días” para unas mini-vacaciones, debió quedarse.
Fuente: 
discurso televisivo.