Martes, 27 Diciembre, 2011 - 07:16

En México la guerra narco ya se cobró la vida de más de 60.000 personas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

De acuerdo con un semanario mexicano, 60.420 personas murieron a causa de la guerra de la droga. Los crímenes sangrientos comenzaron a tener protagonismo en 2006 y desde esa fecha los muertos se cuentan por decenas en cada ataque.



En cinco años, los asesinados por el cártel de Los Zetas pasaron de 62 a casi 20.000. El operativo de seguridad impuesto por el presidente Calderón no logró parar la ola de violencia. La situación es peor que las de Irak y Afganistán



Horas después de que el presidente Felipe Calderón asumiera el poder y diera luz verde al Operativo Michoacán, la tendencia no paró de crecer, según publica el diario español ABC. Y pese a que la medida implicaba el aumento de la seguridad en el país con el despliegue de más soldados, esa cifra fue directamente proporcional a las muertes ocasionadas por los poderosos cárteles.



En 2006, al cártel de los Zetas se le adjudicaban 62 muertes, mientras que en 2007 ese número ascendía a 2.826. En 2008, la cifra volvía a multiplicarse y alcanzaba las 6.837 muertes; en 2009, las 11.753; en 2010, las 19.546; y desde principios de 2011 hasta el 31 de octubre, los asesinados fueron 19.396.



De acuerdo con las informaciones brindadas por el diario Reforma, en los dos últimos meses del año fueron ejecutadas 1.250 personas, por lo que la cifra de 2011 superaría las 20.000 víctimas fatales.



Estos niveles posicionan la guerra de la droga por sobre la guerra en Irak, que duró casi 9 años. Incluso la de Afganistán sería menos sangrienta que la mexicana.



Del total de las más de 60.000 muertes, el 80,5% se concentra en doce de los 32 estados del país. El estado más afectado por la violencia es Chihuahua, con 12.712 asesinatos en cinco años. Ciudad Juárez es el punto más complicado, de hecho es tildada como la urbe violenta del mundo, con 191 homicidios por cada 100.000 habitantes.



La violencia allí generó que 12.000 niños quedaran huérfanos y que 120.000 personas sean desplazadas.
Fuente: 
Infobae