Lunes, 26 Diciembre, 2011 - 09:11

Por los atentados en Nigeria Benedicto XVI expresó "profunda tristeza"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Sumo Pontífice calificó de “absurdos” los ataques contra iglesias que provocaron 40 muertos el pasado sábado en el país africano. “La violencia es un camino que sólo lleva al dolor, la destrucción y la muerte", declaró el Papa. El grupo islamista Boko Harem se atribuyó la autoría de la masacre.

El papa Benedicto XVI expresó este lunes su "profunda tristeza" por los atentados perpetrados contra iglesias en Nigeria durante el fin de semana de Navidad, que dejaron al menos 40 muertos.



El Sumo Pontífice calificó de "gesto absurdo" los atentados y llamó a "rezar por las numerosas víctimas", en la oración del Ángelus que pronunció desde la ventana del palacio apostólico.



Benedicto XVI
lanzó un llamado para que el país "con la contribución de todas las fuerzas sociales recupere la seguridad y la paz", y agregó que "la violencia es un camino que sólo lleva al dolor, la destrucción y la muerte", subrayó estimando que al contrario "el respeto y el amor son el camino para hallar la paz".



El Papa lamentó que "muchos cristianos en el mundo estén expuestos a persecuciones", estimando que "como en la antigüedad, la adhesión sincera al Evangelio puede reclamar el sacrificio y la vida".



El Sumo Pontífice subrayó que Navidad incita a los cristianos a orar "aún más fuerte para detener el brazo de la violencia, que siembra la muerte y para que en el mundo pueda reinar la justicia y la paz". Al comienzo del Ángelus (oración en honor al misterio de la Encarnación), la multitud de fieles gritó "auguri" (felicidades) en dirección del Papa que les respondió: "grazie, grazie, auguri anche a voi" (gracias, gracias, felicidades a ustedes también).



Los atentados atribuidos a la secta islamista Boko Haram tuvieron como objetivo el fin de semana de Navidad varias iglesias y los servicios secretos en el noreste de Nigeria. Al menos 40 personas murieron. Nigeria, el país más poblado de Africa (160 millones de habitantes), cuenta prácticamente con la misma cantidad de musulmanes, mayoritariamente en el norte, como de cristianos, en su mayoría en el sur.