Domingo, 25 Diciembre, 2011 - 16:15

Córdoba
Nochebuena: robaron 8 departamentos en un mismo edificio

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Ocho departamentos de un edificio del centro de la ciudad de Córdoba fueron robados durante la Nochebuena, mientras sus habitantes pasaban los festejos en otro lugar, informaron fuentes de la Policía y uno de los damnificados. Los delincuentes circularon por el lugar con tiempo, dijo un testigo, ya que en uno de los departamentos se comieron un postre, tomaron vino y hasta utilizaron el baño.









Una fuente policial indicó que en "varios departamentos" ubicados en el edificio "Johanna I", situado en calle 27 de Abril 1188 "se encontraron dañadas las puertas de ingreso", pero en el momento de los robos no se encontraran los moradores.



La denuncia ingresó a la sede de la fuerza de seguridad a la 1.30 de hoy.

Al menos parte del botín eran seis notebooks, seis televisores LCD, perfumes y joyas que fueron encontradas en bolsos en el departamento 7A. Esos elementos, confió el mismo informante, "habrían sido reconocidos ya" por los damnificados.



Uno de ellos, Héctor Rodríguez, del 5º D relató que a las 21 salió de su departamento para ir a celebrar la Nochebuena y retornó a la 1.45, cuando se encontró con su residencia violentada. Sin embargo, su hija, que vive en otro de los inmuebles, llegó 20 minutos antes al edificio, a la 1.25, cuando al parecer los asaltantes estaban aún dentro.



"Se ve que todavía estaban los ladrones adentro, pero ella no los vio. Escuchó ruidos y llamó al CAP. Habrían bajado en uno de los ascensores y ella subido en otro. Son ocho departamentos los robados", señaló el hombre.



Rodríguez dijo que las puertas de su departamento fueron "violentadas con una barreta". Los delincuentes revolvieron sus pertenencias y se llevaron mil dólares y joyas, aseguró. Además, en el inmueble de su hija, los ladrones "se comieron un postre, un tiramisú que mi hija había hecho, tomaron vino y hasta defecaron en el baño. Se ve que tuvieron tiempo", manifestó la víctima.



El hombre aclaró que el edificio no tiene guardia, y que para ingresar a la torre hay que hacerlo con una llave codificada que sólo tienen los habitantes del lugar. "Pienso que ha habido algún soplón. Tengo mi sospecha de una persona del edificio y se lo dije a la Policía", afirmó.



Rodríguez explicó además que la llave codificada permite saber quién entra y quién sale del edificio, con lo que queda un registro de las personas que accedieron.



Por otro lado, otra de las víctimas, Eugenia, dijo que llegó a su departamento y vio que la "cerradura estaba violada, directamente rota, sin elementos, revueltos los dormitorios".



Entonces, al salir al pasillo vio que "en otros tres departamentos" del mismo piso "estaban violentadas las cerraduras", por lo que llamó al 911, precisó.