Domingo, 25 Diciembre, 2011 - 16:02

El gobierno anunciará esta semana un nuevo esquema de comercialización para trigo y maíz

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobierno anunciaría esta semana un nuevo sistema de comercialización para trigo y maíz, en buscar de dar una solución a los reclamos de productores del sector que rechaza el sistema de cupos a la exportación.

Fuentes de la cartera agropecuaria señalaron que los equipos del ministerio de Agricultura y la Secretaría de Comercio avanzaban en el diseño del nuevo esquema y que la intención es poder anunciarlo esta semana.



Con ese objetivo en la mira, el ministro de Agricultura, Norberto Yahuar, y el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se reunieron el miércoles pero aún falta definir los porcentajes que se destinarán para el consumo en el mercado interno, y lo que se orientará a la exportación.



Yauhar dejó entrever la semana pasada que el nuevo esquema de comercialización "va por el lado" de la propuesta que había presentado la cooperativa Agricultores Federados Argentinos, vinculada a la Federación Agraria Argentina, aunque con algunas modificaciones que surgieron del análisis con el resto de la cadena.



Tras el encuentro con Moreno, el ministro explicó que el objetivo es "armar un nuevo esquema para el trigo y el maíz en beneficio del pequeño y mediano productor, sin perjudicar la mesa de los argentinos", y dijo que el propósito es "que el mismo esté operativo antes de fin de año".



"El país necesita entre 7 y 8 millones de toneladas para el trigo y para el maíz, respectivamente. La prioridad es resguardar las toneladas necesarias para el consumo interno y exportar el resto", adelantó.



Según un informe del Movimiento CREA, actualmente avanza con rapidez la cosecha de trigo gracias a la performance que le ofrece un clima seco y cálido que posibilitó la maduración comercial de no pocos lotes ubicados en las regiones del centro y del oeste triguero.



"Los productores están cosechando un trigo que, de no haber realizado coberturas de precios y teniendo que vender en este momento, les asegura un resultado económico negativo en la mayoría de los casos", advirtió.



Según datos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, el clima favoreció la maduración y, por ello, la recolección del cultivo en un 65 por ciento de la superficie de siembra proyectada en 4,4 millones de hectáreas, que contarían con un rendimiento promedio de 24,7 quintales por hectárea.



La bolsa porteña admitió que de mantenerse esta tónica de cosecha, el volumen nacional de trigo, que incluye pan y candeal, rondaría los 13,6 millones de toneladas.



Para el caso del maíz, el área implantada a nivel nacional ronda el 75 por ciento de los 3,74 millones de hectáreas previstas, cifra que registra un progreso intersemanal de 3,3 puntos porcentuales.



Por ello, restan por sembrar poco menos de 950 mil hectáreas, un 45 por ciento de ellas se concentran en las provincias del norte argentino y otro 29 por ciento a lotes remanentes ubicados en Córdoba.
Fuente: 
Agencia DyN