Domingo, 25 Diciembre, 2011 - 09:47

Brasil vuelve a multar a Chevron por el derrame

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La agencia de protección ambiental le aplicó una sanción de US$ 5,4 millones, que se suma a otra de US$ 28 millones, por violar su licencia ambiental en el manejo de una fuga el mes pasado frente a la costa del país". La petrolera respondió que “el plan fue desplegado rápidamente y los procedimientos habituales fueron ejecutados rápidamente para contener la fuente de la fuga".

"El plan fue desplegado rápidamente y los procedimientos habituales fueron ejecutados rápidamente para contener la fuente de la fuga", replicó la petrolera en un comunicado. "En sólo cuatro días, período considerado excelente por expertos del sector, la compañía logró controlar la fuente de la fuga, y comenzó el proceso de detener significativamente la emanación de las filtraciones, las cuales han disminuido ahora a gotitas intermitentes".



Esta multa se sumó a otra de 27 millones de dólares por el derrame en un pozo de prospección de Chevron detectado el 7 de noviembre a unos 370 de la costa noreste del estado de Río de Janeiro.



Esta semana, la policía federal pidió que fiscales presentasen cargos contra Chevron y Transcocean por crímenes contra el ambiente. Las autoridades pidieron además que se presenten cargos contra 17 personas por no proveer información a la policía. Entre los mencionados está George Buck, principal ejecutivo de operaciones para la división brasileña de Chevron Corp. Si son instruidos de cargos y convictos, podrían ser condenados a hasta 14 años de prisión.



Buck no ha respondido personalmente a las acusaciones, pero Chevron dijo que las mismas carecen de fundamento. "Nosotros vamos a defender enérgicamente a la compañía y sus empleados", dijo la empresa el jueves en una declaración. "Chevron tiene confianza en que una vez se examinen plenamente todos los hechos, se demostrará que respondió de forma apropiada y responsable al incidente".



Un fiscal federal presentó además una demanda de 11.000 millones de dólares contra Chevron por el daño ambiental causado por el derrame. "Durante la investigación, la fiscalía concluyó que Chevron y Transocean no fueron capaces de controlar el daño causado por el derrame de casi 3.000 barriles de crudo, prueba de una falta de planificación ambiental por las compañías", argumentó en un comunicado.
Fuente: 
Infobae