Sábado, 24 Diciembre, 2011 - 17:58

Análisis profesional
Energía: ¿Cuál es el problema principal?
Secheep parece no conocer la carga o demanda real de potencia en el área del Gran Resistencia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Es por ello que permanentemente “vuelan” protecciones en los Centros de Distribución, queman interruptores, explotan cubas de transformadores. En este punto destaco que el anillado en 500Kv con el NOA no constituye ninguna mejora para Resistencia. Solo podría verse así en el caso de una falla masiva en la línea de 500Kv que llega de Rincón Santa María en Corrientes a Puerto Bastiani, o sea una salida parcial de Yaciretá, pero tampoco está claro si el sistema de NOA podría suministrar la potencia faltante.

¿Qué se debe hacer?



Es imperioso que se encargue a un ente serio, independiente como los que existen en  UTN o la UNNE un estudio basado en la data de facturación que suministra ECOM a SECHEEP a fin de volcarlo en un tablero geográfico y discriminarlo por centro de consumo (Estaciones Transformadoras). Este estudio ya se realizó a fines de los ´90 (Encuesta energético del NEA, a cargo del G.E.S.E de la UTN).



Paralelamente encarar una nueva encuesta energética en los asentamientos, proveyendo de medidores con tarifa “social”, que permitan conocer efectivamente los consumos de los 40000 cahqueños “colgados” de la red primaria.



En base a ello se podrá conocer los centros de gravedad de la demanda del Gran Resistencia, y poder proyectar de esa manera la repotenciación de las redes de distribución con una tasa del 10% a 15 años, basado en algunos criterios básicos como ser:



1) Sistemas de medición on-line sobre todas las estaciones transformadoras.



2) Transformación de las líneas de 13,2 Kv a 33Kv,



3) Recambio de Estaciones Transformadoras.



4) Nuevos Centros de distribución (de 132kv a 13,2 y 33Kv) en los centros de gravedad de la demanda.



5) Sistemas de control inteligentes y actuación remota de todas las estaciones y centros de carga.



6) Anillado de los C.D. para paliar situaciones de falla.



El mismo ente que realice el estudio, está capacitado para delinear un plan de repotenciación de la red de distribución del Gran Resistencia, y también puede determinar el camino crítico del proyecto (Tareas fundamentales dentro del proyecto que influyen en la fecha de terminación del proyecto total), y también si los desembolsos podrán ser cubiertos con el cargo “político” (yo lo llamo así) que todos los contribuyentes abonamos en nuestra factura todos los meses. El diferencial podrá ser cubierto con alguno de los instrumentos financieros que tan bien maneja el Sr. Gobernador.



Es importante destacar que recién solo después de realizado el trabajo de relevamiento y proyección de demanda, podrán proyectarse líneas nuevas de transmisión desde Puerto Bastiani a los c.d. y poder de esa manera actuar ante el gobierno federal para que obligue a las transportadoras a realizar inversiones en sus líneas y playas de transformación.



Cabe incluso la posibilidad de que la generación de energía que hoy recibimos de Yaciretá ya no sea suficiente (recordar que el Chaco tomó 492MW hace unos días, pero el resto de los 2218MW se exportan al resto del país), por lo que el Chaco ya debiera comenzar a pujar por la instalación de una central térmica de ciclo combinado en su territorio, pues las puestas de servicio de Garabí y Roncador, licitadas recientemente, aun son una quimera y no constituirán bálsamo para nuestra situación.



Finalmente, para no abarcar tanto en esta primera intervención, las provincias que tomamos energía de Yaciretá directamente debiéramos impulsar un replanteo del precio de nodo que deforma la tarifa final con un Factor de Nodo que supuestamente toma en cuenta el costo de transporte del fluido, pero que termina arrojando un valor final superior para el Chaco por ejemplo, que para la energía que recibe Buenos Aires en Ezeiza desde  la represa.



¿Y PARA CUANDO?

Estas tareas llevan tiempo, y son no menores a 12 meses, por lo que para que las inversiones estén concretadas deberíamos contemplar un mínimo de 18 meses más.



Estamos hablando de trabajar ya, seriamente, para que dentro de 2 años y medio podamos ver los  beneficios.



Mientras tanto, todo lo que se realice en Resistencia serán meros parches, y el sistema demostrará su ineficacia por encima de los 38°, con cortes cada vez más frecuentes y graves a medida que avance el tiempo y con ello crezca la demanda.



(*)Ingeniero Electromecánico

DNI 20448776