Viernes, 23 Diciembre, 2011 - 18:36

Vecinos se quejan porque el boliche Moho reabrió gracias a un amparo y quieren que se cierre

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El local que funciona en San Lorenzo y Franklin había sido varias veces clausurado por la Municipalidad, pero gracias a una medida cautelar, logró reabrir sus puestas. Vecinos molestos “por los ruidos y el desorden que general” solicitaron al secretario de Gobierno comunal Leandro Zdero, el cierre del boliche.

Los habitantes de la zona solicitan el cierre del boliche que fue debidamente clausurado por la Municipalidad de Resistencia, pero una medida Cautelar del Civil y Comercial N° 4, continua realizando sus actividades.



“Ante la imposibilidad que tiene la comuna de cumplir con su poder de policía se comprometió intensificar los controles en las inmediaciones y solicitar la colaboración de la Policía del Chaco para prevenir desórdenes y hechos de inseguridad”, explicó la Municipalidad.



“Los vecinos prefirieron no dar a conocer sus nombres, por temor a represarías o violencia verbal por parte de los jóvenes que asisten los fines de semana”, agregaron. También dieron a conocer que la problemática de esos locales ha aumentado en los últimos catorce años, en la zona. Los ruidos molestos originados por los escapes libres de las motos no dejan descansar a las familias que viven a pocos metros del boliche.



Zdero explico que, “a pesar que la justicia fallo en primera instancia a favor de Moho, la medida fue apelada y en segunda instancia ante la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial, Sala II, fallo a favor de la comuna; ante esta medida de la justicia, los abogados de Moho, presentaron un Recurso en lo Extraordinario ante el Superior Tribunal de Justicia, en Sala I, donde el expediente se encuentra en pleno tramite”.



También dio a conocer que, “con fecha 7 de julio del 2009, fue iniciado el trámite de renovación de la habilitación comercial, bajo el rubro Bar-Salón de Fiestas, con capacidad para 180 personas sin depósito, la misma fue denegada, en fecha 7 de diciembre del 2010, por la municipalidad a través de la Secretaria de Obras Públicas”.



Obras Públicas centro su negativa, priorizando la tranquilidad de los vecinos que se ve perturbada por los disturbios originados en la zona residencial (distrito R2), y porque no diferían en nada de los boliches o confiterías bailables”, especifico Zdero.