Viernes, 23 Diciembre, 2011 - 12:22

"Llevamos 17 años de mora"
Mediante una cautelar
La Justicia chaqueña ordenó a la Legislatura y al Ejecutivo poner en marcha la Defensoría del Pueblo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La medida cautelar solicitada por Gustavo Corregido, quien fuera designado Ombudsman por la Cámara de Diputados el 14 de julio pasado, fue aceptada por el titular del juzgado Civil y Comercial Nº 21, Julian Flores. El magistrado tomó nota de la postura de que el veto del Ejecutivo a la ley por la que el propio parlamento designaba la estructura orgánica de la Defensoría, en la práctica “paralizó” la puesta en funcionamiento de ese instituto.

“Teniendo en cuenta que el Instituto del Defensor del Pueblo es un organismo con autonomía funcional y autarquía presupuestaria, tiene la facultad de establecer la estructura orgánica y los mecanismos de selección transparentes del personal por concurso de antecedentes y oposición, de acuerdo a los perfiles requeridos para cada cargo, para un mejor funcionamiento de la institución”, había suscrito Jorge Capitanich al vetar la norma en la que los diputados, en un acuerdo entre bloques políticos, habían designado casi la totalidad de los cargos que conformarían la estructura orgánica de la Defensoría del Pueblo.



En la presentación de Corregido (patrocinado legalmente por Roberto Mena), reclama que ambos poderes del Estado “adopten las medidas necesarias y conducentes, para modificar la actual situación de incumplimiento e inobservancia en la operatividad y funcionalidad del Instituto Constitucional del Defensor del Pueblo”.



Finalmente, la medida cautelar innovatiba decretada por flores indica que “para nada debe interpretarse o entenderse como un avance o menoscabo hacia los poderes referidos, puesto que como bien reza el Preámbulo de nuestra Constitución Provincial no se está haciendo otra cosa mas que consolidar la vigencia del orden constitucional; fortalecer el régimen municipal autónomo; afirmar las instituciones republicanas y los derechos de la Provincia en el concierto federal argentino, (...) para el definitivo establecimiento de una democracia pluralista, participativa y por la consecución del bien común”.